“Los números de 2022 marcaron una recuperación mayor a la que esperábamos”

“Los números de 2022 marcaron una recuperación mayor a la que esperábamos”

Lucas Delfino, presidente del Entur BA, habló con Mensajero en el marco de Fitur y comentó cuáles son las principales novedades que están difundiendo en Madrid.

En Fitur 2023, Ciudad de Buenos Aires asumió un nuevo desafío al tener por primera vez un stand propio con el objetivo de posicionarse como un destino de gran interés turístico. El espacio se encuentra en el área LGBT dado que es una apuesta del sector público porteño en conjunto con la Ccglar.

De esta manera, en el stand se encuentran Karina Perticone, directora ejecutiva de Visit Buenos Aires; Pablo De Luca y Gustavo Noguera, de la Ccglar; y Lucas Delfino, presidente del Ente de Turismo de Ciudad de Buenos Aires, quien conversó con Mensajero.

¿Cómo surge la idea de que CABA tenga un stand propio por primera vez en Fitur? ¿Cómo les está yendo en estas primeras horas de feria?
– Más allá de la importancia que tiene acompañar al stand de Argentina, el hecho de que Ciudad de Buenos Aires pueda coordinar con los diferentes destinos que tiene el país es muy satisfactorio. Estamos convencidos de que hay que promocionar al país, con CABA como una gran puerta de ingreso y así conformar una sociedad extraordinaria. Desde un primer momento quisimos ir por más. Por eso pensamos en un stand propio ligado al segmento LGBT.

¿Qué lugar ocupa el turismo LGBT?
– Es uno de los segmentos más importantes para nosotros, es realmente prioritario. Ciudad de Buenos Aires es segura, inclusiva y diversa. Tenemos que trabajar todos estos atributos. Creo que haber tomado la decisión de tener un stand con estas características nos permite visibilizar el camino que estamos haciendo.

¿Hay algún prestador puntual del segmento LGBT que sepan que haya venido o tenido reuniones en Fitur?
– Los representantes de la Ccglar están afrontando distintas reuniones, están en coordinación con otras ciudades. Por ejemplo, están viendo con Miami qué acciones específicas se pueden llevar adelante. Estamos viendo la posibilidad de captar nuevos cruceros. En 2022 recibimos el primer barco LGBT, es una manera de mostrar una ciudad moderna, evolucionada, que está a la altura de las discusiones que hoy se están dando, más allá de los atributos tradicionales

¿Cuál es la agenda para los próximos días?
– Arrancamos el martes con una presentación de destino. La hicimos en conjunto con Visit BA y también invitamos a Nora Vicario, ministra de Turismo de Mendoza. Es muy importante coordinar y trabajar con otras provincias, con las que terminamos haciendo presentaciones en el exterior.

¿Qué lugar ocupan las aerolíneas?
– Las compañías aéreas son de gran interés para nosotros. Hay diferentes promociones pensadas para llevar adelante. En 2022 firmamos un acuerdo con Iberia, tenemos un trabajo muy bueno con Air Europa.

¿Qué cuestiones se plantean a futuro?
– Hace poco tuve una reunión con el exministro Gustavo Santos, estamos desarrollando un trabajo para 2023 a través de la OMT, con mucho énfasis en la sustentabilidad y en los observatorios de los datos. En CABA tenemos un observatorio que es un ejemplo en Latinoamérica y lo estamos recomponiendo. Después de la pandemia, el panorama fue un tanto complicado porque no teníamos datos.

¿Cómo imaginás que será este año a raíz de las elecciones?
– Será un 2023 muy difícil. De todos modos, el turismo tiene que seguir evolucionando y avanzando. Tenemos que recuperar la conectividad, que es un tema central. Cualquier nuevo avión que llega a la Argentina es una alegría para nosotros.

Uno de los temas principales de estos días es el tipo de cambio. ¿Cuál es la percepción de los operadores?
– En general marcan que los precios de los aéreos son altos. Por lo tanto, eso indica que somos poco competitivos. Hay muchas preguntas acerca de la confusión económica que atraviesa el país. Hay un poco de preocupación, pero hay muchas ganas de viajar a la Argentina.

¿De qué manera podrían aprovechar la reciente conquista de Argentina en el Mundial de Qatar?
– Como país, hemos logrado una centralidad en el mundo y no fue solamente por el equipo que tuvimos o por una figura como Lionel Messi. Se han visto a 5 millones de personas en las calles esperando a una selección, con el Obelisco como eje central. Tenemos que aprovechar este envión de turistas para que vengan cada vez más viajeros. El turismo genera trabajo y divisas. Sin conectividad aérea es medio difícil lograrlo, pero hay que ordenar la macro

¿Cuánto representan España y el mercado europeo para la Ciudad de Buenos Aires?
– Puntualmente, España es el segundo país más importante para nosotros después de Estados Unidos. Actualmente, hay una gran injerencia en los uruguayos que van de compras a CABA. Hay toda una dinámica muy interesante. A su vez, no solamente España, sino que Madrid es realmente interesante para nosotros. En marzo haremos una acción de turismo y cultura de Buenos Aires, aquí, en la capital española, son ciudades que se complementan muy bien.

¿Qué les falta a las frecuencias o rutas que interfieren en la conectividad?
– Terminamos 2022 con un 40 % menos de cantidad de vuelos que 2019. Todavía tenemos un largo camino para la recuperación. El cabotaje logró recomponerse un poco más, al estar por encima del 80 %. Tenemos que conectar a la Argentina internamente, entendiendo que somos el octavo país más grande de todo el mundo. Hay rutas que se perdieron y no se recuperaron.

¿Por dónde pasan las principales discusiones que pueden surgir a raíz de este tema?
– Nosotros estamos muy a favor de las low cost. Hay que liberar los cielos en Argentina y bajar los precios de los pasajes. Tenemos que ser más competitivos, es una discusión casi ideológica. Esto no es en contra de Aerolíneas Argentinas, de hecho creo que tiene que tener un rol estratégico de cabotaje y de inversión en destinos emergentes.

¿Qué proyecciones de viajeros tienen? ¿Cuáles son los circuitos puntuales que buscan los extranjeros?
– Los números del año pasado marcaron una recuperación mayor a la que esperábamos. Tuvimos 1.450.000 turistas extranjeros, pero todavía estamos lejos de los 3 millones que recibimos en 2019. Queremos hacer un maridaje entre los íconos tradicionales de la ciudad y las aristas que están emergiendo. Hay mucho interés en la gastronomía, hay barrios que empiezan a invertir en este rubro. Estamos trabajando en ofertas específicas con tres pilares fundamentales del turismo internacional como el lujo, el segmento de ferias y reuniones y el LGBT. Son un motor que nos permite posicionarnos desde otro lugar.

¿Cuál es el promedio del pernocte internacional?
– Se extendió un poco la cantidad de noches que teníamos previo a la pandemia. Todavía es difícil medirlo, tuvimos muchas visitas de gente que volvió a ver a su familia. La dinámica es compleja, pero hoy estaríamos entre ocho y nueve noches. Son tres días más en comparación al registro histórico que teníamos antes.

– ¿Qué expectativas te quedan para los días que restan de feria?
– Seguiremos mostrando los atributos de Ciudad de Buenos Aires para posicionarla cada vez mejor. Queremos continuar con esta cantidad de reuniones que venimos teniendo, realmente estamos muy contentos. Hay algunas acciones importantes que vamos a profundizar en marzo, principalmente con el público final de Madrid. Queremos demostrar que CABA volvió mejor después de la pandemia.

Mensajero Web