jueves, 6, mayo, 2021

Georgina Caravatti, representante comercial para el Cono Sur de ‎Sirenis Hotels & Resorts, dio detalles sobre las propiedades y se refirió a la situación del mercado local.

Grand Sirenis Punta Cana Resort y Grand Sirenis Riviera Maya son las dos propiedades que la cadena mantiene abiertas actualmente, pero su portfolio se completa con el hotel en Cayo Santa María y el próximo a inaugurarse en San Andrés. 

El primero cuenta con habitaciones Family Suite, con capacidad para 5 personas, cenas temáticas ilimitadas, un miniclub abierto hasta las 22.30 p. m. y el Parque Acuático más grande del destino con toboganes de 10 mts. Por su parte, el hotel emplazado en México está a tan solo una hora al sur del aeropuerto de Cancún y a 32 km de Playa del Carmen. Su arquitectura inspirada en la cultura Maya ofrece un escenario de gran escala perfectamente mezclado con la naturaleza y el paisaje abierto. 

Para conocer más sobre la situación de estos establecimientos, Mensajero dialogó con Georgina Caravatti, representante comercial para el Cono Sur de ‎Sirenis Hotels & Resorts. “El 1° de noviembre abrimos las hoteles ubicados en Riviera Maya y en Punta Cana, luego de haber permanecido cerrados desde marzo de 2020″, comentó. Y agregó: “La verdad es que en esos meses que se trabajó muy duro en todo lo referido a protocolos para poder recibir y cuidar a los pasajeros y al personal”. 

En este sentido, comentó que armaron un Consejo de COVID-19 que está integrado por parte del equipo de la cadena, quienes se focalizan puntualmente en los protocolos y además están en contacto con las autoridades: “En República Dominicana están en constante comunicación  con el Ministerio de Salud para implementar las nuevas imposiciones y normativas. Se ha trabajado principalmente en pilares fundamentales como lo son el distanciamiento social y la higiene. Las discotecas aún no las podemos abrir y apostamos por actividades no masivas”. Asimismo, comentó que quienes viajan actualmente ya toman todos los recaudos como el uso del barbijo y el alcohol en gel. “Si bien los hoteles no están llenos, el pasajero ya tiene otro chip”, afirmó. Y además explicó que lo bueno del Caribe es que son espacios muy grandes que permiten mantener el distanciamiento social que es lo fundamental. Los protocolos de la cadena pueden consultarse en su sitio web. 

Por otro lado, del 10 al 12 de mayo se va a llevar a cabo una nueva edición del Hot Sale y según adelantó Caravatti, Sirenis participará con promociones muy agresivas. “Estamos apoyando a varios operadores de Argentina y el resto de Cono Sur para incentivar las ventas por medio de los protocolos, las medidas que se están tomando, las buenas tarifas y el Caribe que ayuda, por el calor y los amplios ambientes y las playas”, especificó. A su vez, detalló que en Punta Cana tienen una playa “super  amplia” de 400 metros de extensión, a tal punto que los huéspedes no ven los hoteles que tienen cerca. 

Con respecto al futuro de las operaciones, afirmó que ya ven muchísimo más movimiento a partir de mayo, que sería el verano del Caribe: “Además tenemos reservas para el año que viene, e incluso para finales de este año. La población mundial va a estar más vacunada y se va a ir avanzando. A partir de mayo estamos siendo un poco más positivos y estas cifras favorables vienen de la mano de los operadores“. 

Sirenis empezó la representación hace tres años. “Fueron muy complicados con la disparada del dólar en 2018, el impuesto PAIS en 2019 y en 2020 la pandemia”, detalló. En este sentido, no dudó en confirmar que a pesar del escenario actual el trade “está respondiendo”. “Si bien no son los números que quisiéramos, yo sé que con trabajo y paciencia lo vamos a lograr”, señaló.  El referirse a los agentes de viajes, también nombró el programa de fidelización Sirenis Passport, en el que proporcionan herramientas de ventas y marketing para ayudarlos a promover la oferta de la cadena, conocer las nuevas promociones y los incentivos.

A futuro 
En 2020 tenía planeado abrir un resort en San Andrés, pero dada la situación sanitaria aún no tiene fecha de apertura. “Es un hotel 5 estrellas que fue construido a nuevo y que, a diferencia de los planes de alimentación que hay en la isla, es un all inclusive de verdad como al que está acostumbrado el argentino. Vamos a contar con deportes acuáticos, un miniclub. Es un lugar pensando para las familias y para las parejas. Confiamos en que a fin de este año o el próximo ya lo podremos inaugurar”, destacó. 

Al hablar sobre las últimas novedades, Caravatti explicó que tanto en Riviera Maya como en Punta Cana ofrecen a los huéspedes la posibilidad de hacerse el PCR solo abonando el costo que indique el laboratorio. Además, en caso que el pasajero de positivo podrá cumplir la cuarentena en el hotel con el alojamiento y las comidas sin cargo. 

Pero también resaltó algunas implementaciones que considera que “llegaron para quedarse”, como el caso del check-in online que consideró que “agiliza mucho y hace que no se junte mucha gente en la recepción”; y los código QR para que puedan visibilizar todos los servicios y los horarios en su celular. “Son detalles que suman y mejoran la estadía del pasajero”, remarcó.