martes, 20, abril, 2021

Roberto Amengual, presidente de AHT, habló con Mensajero sobre la reunión que mantuvo con las autoridades nacionales.

Luego de la reunión que se llevó a cabo antes de ayer en Casa Rosada entre Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación; Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación; y funcionarios del sector privado, se confirmó que estará habilitada la actividad durante el próximo fin de semana largo por Semana Santa, en los que regirán protocolos especialmente reforzados tal como se implementaron en el verano.

En ese marco, Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHTRA), dialogó con Mensajero sobre las conclusiones que sacó luego del encuentro:  “Quedó un compromiso firme para mantener en funcionamiento al turismo, con un claro entendimiento del impacto económico que tiene el sector”.

En paralelo, el empresario dijo que “los argentinos vivimos una triste realidad como el aumento de casos y sentimos que los cuidados se están perdiendo”. “Los cuatro principios básicos, como el distanciamiento social, el uso de barbijos, la higiene de manos y la ventilación de los espacios, no siempre se respetan”.

“Los hoteleros no solamente implementamos los protocolos, sino que tenemos controles para asegurarnos que se respetan. En el caso de los turistas o de residentes locales, obviamente hay que tener en cuenta el contexto social, que es donde se pierde un poco la parte protocolar”, sumó el presidente de Amérian Hoteles.

Al momento de hacer una comparación con la temporada de verano, Amengual resaltó a qué se debió el éxito obtenido: “Se movilizaron 13 millones de personas con una caída considerable de casos de COVID-19. Ahí quedó demostrado que el turismo no genera contagios. De todas formas, el 20% de la ocupación registrada dista mucho del punto de equilibrio que necesita la hotelería para cubrir los costos”.

Consultado sobre los parámetros que hoy en día precisa la hotelería para salir adelante, el ejecutivo dijo que “si se busca alcanzar el 50% de ocupación para no tener pérdidas, faltaría potenciar el MICE, el segmento corporativo, que se ha reactivado en algunos destinos del país pero no a niveles históricos, y el turismo receptivo internacional”.

En relación al nicho corporativo, Amengual reconoció que sufre “una restricción muy importante”. “Hemos visto que el PBI cayó 10 puntos, lo que determina un fuerte impacto sobre todas las pymes del país. Se ve una previsión un poco más baja, aunque se percibe un movimiento que de a poco permite alcanzar niveles de ocupación para amortizar los costos. De todas formas, creo que el turismo seguirá en crisis, menor que la del año pasado, pero será bastante profunda durante todo 2021”.

Respecto a las medidas económicas que aparecieron en escena para ayudar a sostener al sector, Amengual admitió que “la asistencia del Repro II y la ayuda adicional del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación son muy importantes para frenar los cierres de hoteles que tiene el país”.

Durante la entrevista, el presidente de AHT también analizó cómo es el contexto que atraviesan determinadas plazas: “Es mucho más difícil para algunas. Hoy por hoy, los mejores destinos que están posicionados para Semana Santa son los pertenecientes a la Costa Atlántica, como por ejemplo Cariló y Pinamar. Mar de las Pampas también tiene una buena previsión. Incluso se han dado fenómenos muy interesantes en Córdoba, por ejemplo, que no tuvo una muy buena temporada y ahora sí. Bariloche se sostiene positivamente, al igual que Iguazú, donde es notorio cómo se ha mejorado la conectividad aérea”.

Por último, Amengual se mostró optimista para este fin de semana largo, aunque fue cauto en su mensaje: “Hay porcentajes de ocupación muy buenos pero no hay que centrarse solamente en los cuatro días de Semana Santa, ya que hay que contemplar el mes completo. Todo va a depender del contexto que puedan atravesar los segmentos turísticos que comenté anteriormente”.