lunes, 14, junio, 2021
Fitur

Roberto Klopsch, gerente de Mercados Nacionales del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, habló con Mensajero sobre el trabajo de adaptación que realizó la ciudad.

Esta nueva normalidad de la que tanto se habla y que se ha convertido en un slogan de la pos pandemia parecería, en principio, hacerle un guiño a aquellos destinos que históricamente se han caracterizado por contar con atractivos de naturaleza. Sin embargo, este concepto también ha significado para otras ciudades un obstáculo que las obligó a adaptarse y a aprender a convivir con este nuevo mundo.

Tal es el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la famosa “jungla de cemento” que, en épocas previas a la llegada del coronavirus, recibía miles de turistas nacionales y extranjeros y que, a partir de esta nueva realidad, tuvo que repensar su oferta para alinearla con las nuevas disposiciones sanitarias.

Roberto Klopsch, gerente de Mercados Nacionales del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, conversó con Mensajero sobre este nuevo desafío: “Nuestro trabajo en el último año y lo que estamos apostando muy fuerte para llegar a Semana Santa de la mejor manera es que encuentren en la ciudad alternativas para recorrer cada uno de sus barrios, los parques y toda la oferta turística que de por sí ya tenía, pero que no era tan conocida y que se enfoca en el aire libre: como los espacios verdes y las propuestas culturales híbridas a cielo abierto”.

“El gran desafío que tenemos desde la ciudad de Buenos Aires es reinventarnos para poder convertirnos en un destino cada vez más amigable para recorrer al aire libre. Encontrar en cada uno de los atractivos, cuál era el espacio que tenían disponible para convivir con esta nueva realidad”, agregó.

El fin de semana largo de Semana Santa se va a centrar en el turismo en barrios. Es por eso que el funcionario sugirió cuáles serán, según su visión, los atractivos ideales para el receso: “Por un lado recomiendo la propuesta tradicional de Puerto Madero, ampliarla a la Reserva Ecológica y al patio gastronómico del Barrio Rodrigo Bueno. Por otro lado, en la otra punta de la Ciudad, el barrio de Belgrano, con esa alternativa que tiene entre los museos, la gran cantidad de espacios de culto y su propuesta tradicional del Barrio Chino. Y por último, el caso histórico, donde infivamos a todos los argentinos a que tengan su foto con el Obelisco y con el Cabildo y encuentren de esa manera una referencia con la capital del país”.