martes, 3, agosto, 2021
CubaOnLine

Carlos Alonso, socio gerente de Tucano Tours, habló con Mensajero en la previa de la presentación de las listas para las elecciones de AVIABUE.

A cuatro días de la presentación de las listas oficiales para las elecciones de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (AVIABUE), Carlos Alonso, socio gerente de Tucano Tours, dialogó con Mensajero acerca de su candidatura y reflexionó sobre los idas y vueltas constantes que hubo a lo largo de las últimas semanas.

Si bien en el listado figuran algunos nombres propios como Nolberto Pezzati, titular de Pezzati Viajes, miembro de la Comisión Directiva de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) e integrante del Consejo Directivo de la Cámara Argentina de Turismo (CAT); Marcelo Capdevila, director de Grupo GEA Latinoamérica; Rodolfo Améndola, director general de Amichi Viajes; Mariela Giezes, CEO de Torremolinos Viajes; Carla Tártara, CEO de Organización Piamonte; y Ana Chiesa, directora comercial de Smart Travel, Alonso confesó que todavía “no quiere tirar toda la carne al asador”. “Es un equipo fantástico con el que me reúno todos los jueves desde hace tres meses. Estoy muy contento por sus pensamientos y por los proyectos en común que tenemos”, agregó.

Al momento de hacer un balance entre el trabajo que está haciendo su grupo de trabajo y evaluar el desempeño de la actual dirigencia de AVIABUE, el socio gerente de Tucano Tours sostuvo que están enfocados pura y exclusivamente en las agencias de viajes: “Creo firmemente que el día de mañana deberán ser atendidas en su totalidad y sin excepciones. No se las puede ignorar, es algo insólito. Yo manejo una institución que tiene 6000 socios y 350 entidades. A su vez, AVIABUE tiene 300 afiliados. Si mi memoria no falla, hay alrededor de 1400 agencias en Ciudad de Buenos Aires, que significa entre un 43 y un 45% de share nada más. El poder institucional de AVIABUE realmente se ha debilitado en comparación a lo que era”.

Hace semanas, las elecciones se volvieron un tanto “reñidas”, y ante este panorama Alonso reconoció que sintió una “pena profunda“. Sin embargo, detalló cómo fue su proceder: “Respeto a todos aquellos que renuevan sus cargos, aunque no llamé a ninguno porque tengo ética. Hasta ahora soy un simple socio que es candidato en las elecciones, nada más. He hablado con el presidente, dialogamos una hora y cuarto aproximadamente, le comenté que iba a pedirle una asamblea, me dio el OK y ahora se habla de una carta documento que le mandó el equipo. No es justo que ahora quieran ensuciarnos. No voy a hablar de nombres propios y menos si no los conozco, porque sería una falta de respeto. Si hago una crítica es pura y exclusivamente a los manejos de la institución”. 

Consultado acerca de cómo imagina que serán las elecciones, el empresario admitió que le gustaría que sea una “votación transparente”. “Somos colegas, no somos enemigos. Simplemente hay dos listas que quieren ganar las elecciones de AVIABUE. Hay una piedra gigante que la tiene que mover un equipo, una comisión directiva unida. Es simple: si a los agentes de viajes les gusta lo que hay hoy y la perpetuidad, que los voten a ellos. Ahora, si quieren una dirigencia nueva con cambios para luego ser escuchados, que nos elijan a nosotros. Dicho esto, espero y deseo que gane el mejor”.

Al recordar a su padre Ismael Alonso, el ejecutivo rememoró todos sus aprendizajes, ya que justamente fue el primer presidente de AVIABUE: “Yo vi nacer a la institución. Es triste ver que dejó de ser un modelo a seguir. Hoy está debilitada y perdió mucha fuerza. Es inaudito que algunos agentes no sepan que son socios y a raíz de ello busquen otras corrientes, foros u asociaciones”.

“Las agencias necesitan ser escuchadas y protegidas, porque son sinónimo de servicio y por eso creo que tienen que ser una prioridad. Es importante evaluar con qué entidad financiera se puede dialogar o cómo llegar a un acuerdo con empresas tecnológicas para el desarrollo de cada uno. Es simple: si son socios de AVIABUE, van a tener beneficios. Lamentablemente, hoy en día eso no ocurre”, sumó.

Sobre el cierre de la charla, Alonso dejó en claro que “la perpetuidad no es buena ni para la institución ni para los socios: “Apostamos por la renovación porque la gente nos dice permanentemente que no son escuchados. Las agencias necesitan un cambio y no deben ser ignoradas, no hay nada peor que eso. Merecen soluciones y un buen servicio. Es inaudito que quiebren muchas empresas y nadie haga nada”. 

Por último, el directivo apostó firmemente por los pilares fdundamentales de su fórmula: la comunicación, las capacitaciones, los beneficios, el marketing, los convenios, los objetivos y la unidad. “AVIABUE es la casa, la institución de todos los agentes de viajes”, finalizó.