Micros de larga distancia: promociones y buenas proyecciones

Micros de larga distancia: promociones y buenas proyecciones

Gustavo Gaona, vocero de Celadi, le comentó a Mensajero cuáles son las proyecciones para el fin de semana largo y cómo la financiación adelantó las ventas. 

El país atraviesa las últimas horas de una semana laboral corta, en la que los destinos turísticos comienzan a prepararse para una gran afluencia de viajeros. En este contexto, la conectividad cobra un sentido mayor con las operaciones tanto aéreas como de micros de larga distancia. Para conocer el nivel de reservas para los próximos días y los destinos más elegidos, Mensajero dialogó con Gustavo Gaona, vocero de Celadi.

“Es casi la apertura oficial de la temporada de verano y tiene que ver con el cambio cultural: ahora, la segunda quincena de diciembre ya es la temporada fuerte, no como antes que para nosotros recién empezaba en enero. Incluso, notamos que muchos pasajeros pueden adelantar las vacaciones”, señaló Gaona.

A pesar de este presente prometedor, comentó que en cuanto a reservas y ventas, aún no pueden recuperar el movimiento de la prepandemia: “En el verano pasado, y durante el año estuvimos en un 20 % por debajo, pero hay que tener en cuenta que el sector se ha reducido en frecuencias y en cantidad de micros”.

Asimismo, destacó que la demanda es buena y constante. Los destinos más buscados, indicó, son la Costa Atlántica, con Mar del Plata a la cabeza; y Córdoba, con el Valle de Punilla. De igual manera, San Luis, con Merlo, o la que llama “la otra costa”, que es la del río, con Santa Fe y Corrientes, cada vez están siendo más elegidas por los turistas y confía en que estos sitios tienen que traccionar bien.

“Esperamos una buena temporada. Hay una particularidad que se viene dando en el ómnibus y que es la compra anticipada. Resulta un buen negocio para el viajero esta alternativa, ya que no es lo mismo comprar 10 minutos antes que 10 días”, remarcó.

Esto se debe a que en 2017 se realizó un cambio en la normativa y se permitió perforar el sistema de bandas tarifarias con el que se maneja el sector de micros de larga distancia. De esta manera, se pudieron incorporar promociones y financiación para la compra anticipada. “Los primeros años no era tan importante, pero ahora, con la escasez de financiación, las cuotas se volvieron muy atractivas para los pasajeros”, detalló. Al respecto, agregó que esto mostró que ya hay ventas para marzo y representó un cambio de paradigma para las empresas, que antes no sabían si al otro día el micro iba a salir lleno.

“La mayoría de las compañías tiene 3 y 6 cuotas sin interés. Tenemos un buen acuerdo con el Banco Provincia, que tiene 9 cuotas sin interés y 10 % de descuento. Entiendo que el Banco Nación tiene una rebaja semejante. En esta actividad lo que mejor funciona es 3, 6 y 9 cuotas”, describió. Ante esta realidad, no dudó en asegurar: “El pasajero reprograma sus viajes en función de estas acciones”.

Finalmente, al hablar sobre la actividad y el flujo de pasajeros, explicó que el achicamiento del sector no repercute en la disminución de los destinos, pero sí en función de las frecuencias, por lo que considera que es natural que les cueste recuperar el flujo del nivel de la prepandemia.

Además, se refirió a la creencia popular acerca de que el tren es el principal competidor del micro (ver nota): “Si bien a veces se nos compara, nuestro competidor natural es el auto. Incluso, lo que va a determinar nuestra temporada es cuán competitivos podamos ser frente a los automóviles”. Por eso, reiteró que el pedido de ellos al Gobierno no es por algún tipo de ayuda, sino para que se establezca una igualdad en las condiciones, ya que los trenes tienen un 95 % o un 98 % de subsidios. “Nosotros aportamos entre 1 millón y 1,5 millones de boletos gratuitos, y el Estado no llega ni a la compensación del 10 % del valor de cada pasaje”, concluyó.

Mensajero Web