“Si no hay acuerdo con el FMI, habrá un impacto muy fuerte en la inversión turística”

“Si no hay acuerdo con el FMI, habrá un impacto muy fuerte en la inversión turística”

Edgardo Kueider, senador del Frente de Todos por Entre Ríos, dialogó con Mensajero y se refirió a la realidad del país y de la provincia.

Son días agitados en los pasillos del Congreso de la Nación. Las negociaciones para que se apruebe el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se hacen sentir entre legisladores y asesores. En este contexto, el senador del Frente de Todos por Entre Ríos, Edgardo Kueider, recibió a Mensajero en su despacho para entablar un diálogo que giró en torno a la situación sanitaria y económica de la provincia y el impacto de la realidad en el escenario turístico nacional.

“Básicamente, apuntamos a la promoción a nivel internacional, como lo hemos hecho siempre”, explicó sobre la línea de gestión del gobernador Gustavo Bordet con respecto al desarrollo del turismo en Entre Ríos. En ese sentido, resaltó que la actividad en Argentina se vio muy favorecida por el Previaje. “El programa del gobierno ha ayudado muchísimo a recomponer el sector que ha sido muy golpeado. Ha revitalizado al turismo”, consideró. Al respecto, resaltó que gracias a esta iniciativa se ha llegado a niveles de flujo de turistas y de ocupación hotelera muy buenos.

En lo que tiene que ver con el desarrollo en el territorio entrerriano, comentó que el Gobierno siempre ha hecho campañas turísticas, con fondos propios de la provincia y otras con el aporte del CFI: “Incluso hemos hecho campañas internacionales, fundamentalmente en Uruguay. Lógicamente, hoy no están en ejecución porque con las restricciones y limitaciones representa una dificultad. No bien tengamos todo liberado lo volveremos a hacer”.

Sobre este punto, explicó que hoy es más fácil cruzar de Argentina a Uruguay que al revés y que vienen gestionando a través de cancillería para la reapertura de las fronteras terrestres. “La realidad le afecta más a los uruguayos, porque por la diferencia de cambio a ellos les conviene venir al país y les sale todo tres veces más barato. Y a nosotros nos favorece. Yo vivo en Concordia, y antes de la pandemia, a trav´és del paso de la represa venían muchos uruguayos a comprar a los supermercados argentinos y demás comercios locales. El uruguayo también cuida y protege su comercio”, detalló. Y agregó que se nota el impacto económico de esa limitación, aunque no tanto. “Lo que pasa es que la pandemia llevó todo a niveles tan bajos que hoy la reactivación sola del mercado local ha servido mucho y los niveles de venta han crecido bastante. Ahí se pierde de vista esa medición del impacto del uruguayo que venía. Desde el año pasado que venimos gestionando la apertura de las fronteras y demás. Si hoy se hubiera producido, y hubieran abierto como era normalmente, el impacto habría sido enorme. Hoy no se puede medir así, se viene de la nada y aun así se nota el positivo”, comentó.

Al hablar sobre cuáles son las principales preocupaciones del empresariado turístico entrerriano, indicó que los privados siempre les piden intervención en promoción turística y, por supuesto, en lo que tiene que ver con lo impositivo. “Son medidas que no requieren la intervención legislativa. Incluso, si por algo hemos peleado desde el Congreso el último tiempo es para sacar una ley que apoye la emergencia turística. Si bien no lo logramos, salió algo que el sector turístico nos demandaba y pudimos dar una respuesta a medias”, consideró. Asimismo, relató que en el momento en que se trataba el proyecto, él le comentó al ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, que más allá de que el Previaje le parecía bien y lo consideraba una excelente idea, en la inmediatez no iba a tener un impacto. “Fue a mediano plazo muy positivo y sumamente exitoso. En esa coyuntura ameritaba hacerlo, pero para lo inmediato se necesita una emergencia para el turismo. Por suerte hubo programas de Nación, como el Repro, que han ayudado un poco. Aun así, hubo muchos hoteles que cerraron, por ejemplo, pero esperamos que se vayan recomponiendo de a poco”, consideró.

Por último, el senador se refirió al proyecto de inversiones turísticas que se está trabajando desde el ministerio que conduce Lammens. “Nosotros no podemos no apoyar iniciativas que tengan que ver con la inversión. Aunque sí hay que decir que si nosotros no acordamos con el fondo y se produce una cesación de pagos, esas inversiones extranjeras no se van a dar. Es una de las consecuencias del default. Nadie va a venir a invertir en un país que está defaulteado y menos de otros países que son socios del FMI”, remarcó.

En este sentido, agregó: “En lo que son inversiones, si no hay acuerdo con el fondo, habrá un impacto muy fuerte y al revés todo lo contrario. Sin dudas nosotros desde acá vamos a acompañar. No vi ese proyecto aún, sé que están trabajándolo y cuando lo veamos, si tenemos algo para aportar lo haremos como lo hemos hecho con otros proyectos. Si no se da el acuerdo, calculo que el mapa será otro y las consecuencias internas de un default en el sector tienen que ver con la pérdida del poder adquisitivo, porque el dólar va a subir, el peso se va a devaluar y la plata no va a alcanzar”.

Por eso, indicó que la clase media será principalmente a la que le va a costar salir o pasear. “Esto es una cadena con la que funciona toda la economía. La gente deja de pagar impuestos y de viajar. Es una cuestión de prioridades. Apelo a la responsabilidad de los legisladores para que no suceda. Todo lo que está vinculado al turismo, en realidad, es que perdemos todos. Es una cuestión binaria, no hay muchos grises. Tenemos la posibilidad de crecer o de meternos en una situación complicada”.

Mensajero Web