sábado, 27, febrero, 2021
CubaOnLine

La Organización Mundial del Turismo apoyó a más de 1000 emprendedores de empresas emergentes, con un saldo favorable de 37 millones de dólares.

A partir del balance que presentó el martes 9 de febrero, la Organización Mundial del Turismo (OMT) apoyó directamente a más de 1000 emprendedores de empresas emergentes (startups) de todo el mundo en 2020, que obtuvieron más de 37 millones de dólares para financiar proyectos de reactivación del turismo y beneficios para las comunidades y el ambiente.

El organismo de Naciones Unidas implementó la iniciativa en 2018, cuando convocó a concursos y desafíos de innovación para atraer talentos de todas las regiones del planeta en seis oportunidades, en las que recibió 7750 solicitudes de más de 150 países.

“Estos proyectos tienen un potencial probado de ampliación e incorporación de nuevas tecnologías, como la cadena de bloques, la inteligencia artificial, Internet, realidad aumentada y realidad virtual”, señala el comunicado.

Sobre las iniciativas, el enunciado especifica que “tienen el potencial de reactivar el turismo y beneficiar a las comunidades, además de contribuir a los ODS (Objetivos del Desarrollo Sustentable), y pueden adaptarse a las necesidades y demandas que precise el sector turístico en cualquier momento”.

“Las startups ganadoras y preseleccionadas de este año proceden de todas las regiones del mundo, sobre todo de Europa y América”, precisa el texto, y destaca que “de todos los participantes, el 27,8% de las startups tuvieron mujeres al frente y las emprendedoras representaron el 41% de los ganadores”.

Entre las soluciones presentadas a diversas problemáticas de la actividad, la inteligencia artificial y el almacenamiento en la nube informática fueron las tecnologías predilectas, sobre todo en lo que refiere a la entrega de soluciones relacionadas con agencias de viajes online y gestión de hoteles y otro tipo de hospedaje.

Aún en el marco de un año irregular debido a la pandemia de coronavirus, las startups obtuvieron una financiación de 37.122.932 dólares, con lo que el total desde la creación del servicio es de 74.890.240 de la moneda estadounidense.

Los principales inversores fueron de capitalistas de riesgo y de “business angels” (ángeles inversores), que son personas que ofrecen capital y asesoramiento financiero o profesional a empresas emergentes, por lo general a cambio de una participación en sus acciones.