lunes, 12, abril, 2021

Ariel Amoroso, presidente de AHRCC, dialogó con Mensajero sobre la situación del sector en CABA e hizo hincapié en la necesidad de que se mantenga la ayuda.

Los últimos días, mucho se ha hablado de que algunas jurisdicciones evalúan la posibilidad de restringir la circulación nocturna para así intentar reducir la cantidad de contagios que se están dando durante estas primeras jornadas del año. 

Uno de los distritos que vio incrementada notablemente su curva de casos positivos fue sin duda Ciudad de Buenos Aires, además de Provincia de Buenos Aires y Santa Fe. Por lo tanto, Mensajero se contactó con Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) para conocer qué opina el rubro gastronómico porteño sobre esta situación. 

“Esperemos que no se tenga que tomar restricciones en Ciudad de Buenos Aires. Por lo que sabemos, hasta ahora, la ocupación de camas sigue siendo muy baja aunque es verdad que han aumentado la cantidad de contagios”, destacó Amoroso. Asimismo, explicó que con este tipo de normativas se perjudicaría muchísimo a la gastronomía en todo concepto. “Esperemos que el pico haya llegado y empiece a bajar”, consideró. 

Con respecto a la posibilidad de limitar la circulación en algunos sitios del país, el presidente de AHRCC comentó que hace dos semanas estuvieron reunidos con José Luis Giusti, ministro de Desarrollo Económico y Producción de la ciudad, porque ya se veía que estaban avanzando los casos. Básicamente, comentó, el encuentro tuvo como objetivo apuntar a la aceleración de contagios y ver cómo desde las instituciones podían apoyar para que la gente siga tomando conciencia sobre cómo debe cuidarse. 

“Desde ese momento venimos trabajando fuertemente con todos nuestros asociados para extremar al máximo los cuidados que tenemos que tener, tanto para preservar a los empresarios como a nuestros clientes”, especificó. Aunque, aclaró que sobre futuras medidas no le parece lógico dialogar, ya que es algo que “no está ni siquiera pensando por las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires”. “Mientras no se tenga información de qué esto es lo que se pretende hacer, me parece que no podemos trabajar sobre supuestos”, consideró. 

Por otro lado, fue tajante al asegurar que “no hubo reactivación turística en BUE”. “Fue nula, prácticamente cero”, remarcó. 

A su vez, detalló que hay zonas en las que, desde que se abrieron los bares y restaurantes, están trabajando un poco mejor: “Eso no quiere decir bien, quiere decir un poco mejor. Hay un sector, como el micro y macrocentro, Puerto Madero y una parte de San Telmo que realmente la está pasando muy mal porque definitivamente no hay demanda”. 

Asimismo, indicó que están trabajando, e incluso desde los barrios se están moviendo bastante para ver qué pueden hacer para que haya una mayor circulación. 

“Lo que pasa es que la gente no está saliendo de sus barrios, en general. Entonces elige el local de cercanía. En particular, con el tema del teletrabajo muchos no están viniendo para el centro, entonces, una zona que era de altísima densidad de gente hoy por hoy está vacía”, focalizó Amoroso. 

Otra cuestión es el take away, que por lo que explicó es muy escaso, y actualmente, sacando algún rubro puntual, no hay demanda entonces no representa algo significativo.  

Para cerrar, remarcó lo importante de que “no se corte el apoyo gubernamental”, e hizo referencia tanto a la ayuda recibida del Gobierno nacional como la correspondiente al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En el primer caso apuntó a los ATP o REPROS: “Tenemos que buscar la manera de que los podamos seguir manteniendo por un tema específicamente de solvencia de los empresarios hoteleros y gastronómicos, especialmente los hoteleros que hace 10 meses que tienen sus puertas cerradas”. Además, analizó que la caída de ese apoyo significaría cierres. “Lo mismo pasa con la gastronomía a nivel ciudad, tenemos que seguir por lo menos 6 meses o un año más con la exención de Ingresos Brutos para el sector”, concluyó Amoroso y agregó que están dialogando permanentemente con las autoridades del Gobierno porteño por ese tema.