lunes, 1, marzo, 2021
CubaOnLine

Martha Vélez, ministra de Turismo de Río Negro, conversó con este medio sobre los preparativos para el inicio de la temporada.

Luego de ocho meses marcados por una larga inactividad, el 4 de diciembre será el día señalado en Río Negro para dar comienzo a la temporada de verano. De esta manera, visitantes de todo el país podrán vacacionar en la provincia, con una serie de protocolos de seguridad destinados a cuidar la salud de la comunidad local, de los viajeros y de los trabajadores.

En una región cuya economía se ve fuertemente influenciada por el turismo, el cual representa el 30% del producto bruto demográfico, se comenzó el 16 de octubre con una apertura paulatina para viajeros locales. La misma funcionó como prueba piloto para poner en práctica las normativas sanitarias, ajustar los procedimientos y observar la conducta del público.

En ese marco, Martha Vélez, ministra de Turismo, Cultura y Deporte de la provincia, le contó a Mensajero que esperan con ansiedad el comienzo de la temporada. “Es sumamente importante encontrar ese equilibrio entre lo sanitario y lo económico que nos permita la reanudación de la actividad. En Río Negro tenemos destinos que son predominantemente turísticos, como los de la Cordillera o los de la Costa Atlántica, en los que el reinicio de la actividad es imperioso, siempre en un marco cuidado como el que venimos trabajando a lo largo de todo este proceso”, explicó.

Además, comentó cómo fue para el sector privado afrontar este período de inactividad: “En este tiempo, a través de las distintas asociaciones y las cámaras empresariales se trabajó con el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación en distintas capacitaciones online que se realizaron para acceder a algunos beneficios, por lo que la gente trató de aprovechar este tiempo en casa para prepararse en distintas áreas”.

“Quienes trabajamos en el sector lo que queremos es brindar un servicio a aquellos que nos visitan. Estoy convencida de que empieza una etapa nueva, en la que será clave la responsabilidad individual, no sólo de los trabajadores sino también de los empresarios y de los turistas”, agregó.

“Es sumamente importante encontrar el equilibrio entre lo sanitario y lo económico que nos permita la reanudación de la actividad “.

Martha Vélez, ministra de Turismo, Cultura y Deporte de Río Negro.

Por otro lado, la funcionaria indicó que durante la prueba piloto el gobierno de Río Negro exigió la presentación de un test de COVID negativo, el cual se realizó en el ingreso a los destinos: “De esta manera, pudimos determinar que el impacto del turismo en el sistema sanitario ha sido prácticamente nulo. Hoy la única vacuna que tenemos son estos protocolos básicos y estamos convencidos de que estas barreras funcionan. Hay que ser conscientes de que para que la actividad sea posible debemos respetar estas normativas”.

En relación a la conectividad, Martha Vélez consideró: “Desde el inicio de esta posible apertura, nuestra gobernadores Arabela Carreras ha manifestado la importancia que tiene el turismo para la provincia y hemos sido casi pioneros en la solicitud de vuelos, no solamente de cabotaje sino también en la posibilidad de habilitar operaciones desde países limítrofes”. “La apertura de las fronteras, tanto del Paso Pérez Rosales como del Paso Cardenal Samoré, es primordial para que los turistas que vengan de Chile puedan ingresar a los destinos rionegrinos”, agregó.

Con respecto a las frecuencias, Río Negro cuenta con una operación diaria, aunque la ministra consideró imperioso incrementarlas, porque, según expresó, los vuelos están colmados: “Desde el CFT hemos expresado a Lammens la necesidad de volver a tener una conectividad tanto terrestre como aérea. Hoy llegan pasajeros solamente esenciales y desde la ciudad de Buenos Aires, así que es fundamental que a partir de esta apertura se libere el tránsito en todas las jurisdicciones del país. La conectividad aérea es muy importante para los destinos de la Patagonia, porque estamos lejos de los centros emisores. Sin conectividad la actividad es prácticamente nula”.

Por otro lado, explicó que las actividades van a estar basadas en la prevención: “Hemos trabajado mucho con lo municipios en la necesidad de poner en práctica estos protocolos. Se trabajará con aforos, no se van a realizar actividades que impliquen aglomeración de personas y se va a tratar de que las mismas sean en espacios abiertos. Esperamos tener un verano aceptable, cuidado y responsable. Creemos que en ese marco la actividad va a ser posible. Esperamos en marzo hacer una evaluación positiva de una temporada distinta. Hay miles de puestos de trabajo que dependen del desarrollo de esta temporada”.

Para apagar la polémica

Durante los últimos días, surgió en algunos portales locales la noticia de que, de cara a la reapertura turística, la provincia restringiría el acceso a diversos grupos de riesgo, como personas con enfermedades respiratorias crónicas, diabetes o gente con certificado único de discapacidad, entre otros. Sin embargo, desde la cartera emitieron un comunicado aclarando que se había malinterpretado la información. Se dispuso que quienes quieran transitar el territorio tienen que completar sus datos en la app móvil Circulación Río Negro, entre los cuales los pasajeros deben indicar si tienen, al momento de ingresar, signos compatibles con COVID-19 y si pertenecen o no a grupos de riesgo. “Es una disposición esencialmente de protección. De ninguna manera es una medida restrictiva, sino todo lo contrario. Es la posibilidad de identificar a las personas para poder dar un abordaje inmediato en caso de que sea necesario”, explicó Martha Vélez.

“Desde ya, nosotros no alentamos el viaje de los grupos de riesgo. Creemos que la gente que pertenecen a este grupo por algo han sido catalogados así y deben cuidarse, pero de ninguna manera nosotros les prohibimos el ingreso, sino todo lo contrario”, agregó.