domingo, 25, octubre, 2020
CubaOnLine

Gastón Burlon, secretario de Turismo de la localidad rionegrina, conversó con Mensajero acerca del plan de reapertura que preparan para fines de septiembre.

En un contexto en el que el país se encuentra atravesando el peor momento de la crisis sanitaria, muchos son los sectores que empiezan a plantearse la necesidad de aprender a convivir con el virus y comenzar a operar para recuperarse económicamente. El turismo, que desde un principio se sabía que sería de las últimas industrias en levantar la cabeza, empieza a mostrar leves signos de optimismo a causa de algunas noticias que llegaron desde las altas esferas, como el reinicio de los vuelos en octubre y la confirmación de que habrá temporada de verano.

Sin embargo, en algunas regiones la larga inactividad ha derivado en una situación difícil de sostener. Tal es el caso de San Carlos de Bariloche, donde en la mañana del miércoles se llevó adelante una reunión con el sector comercial para tomar medidas para intentar bajar los casos y emprender un plan de reapertura al turismo interno a fines de septiembre.

En una charla con Mensajero, Gastón Burlon, secretario de Turismo de Bariloche, explicó: “La intención es probar con mil turistas de la zona. Sabemos que no le va a cambiar la economía a la ciudad, porque tenemos 31.000 camas y el movimiento no cambiaría la realidad, pero la idea es empezar a probar los protocolos”.

“Antes de reactivar la gastronomía, abrimos 20 restaurantes que se inscribieron en un plan y los acompañamos, viendo si los protocolos establecidos funcionaban bien y si eran aplicables. Lo mismo vamos a hacer con el turismo, ya que Nación está anunciando que en octubre vendrían vuelos, así que queremos crear una etapa de entrenamiento”, detalló el funcionario.

Quienes quieran llegar a la ciudad deberán contar con una asistencia médica privada que cubra COVID y tener un permiso de ingreso, que tendrán que tramitar con los hoteles habilitados, con un código QR. En la entrada a la localidad cordillerana habrá un control verificando que los visitantes posean la autorización correspondiente.

En los últimos días, desde el sector privado se realizaron manifestaciones en distintos puntos de la ciudad para reclamar la reanudación de la actividad. En ese marco, Burlon acompañó la preocupación de los trabajadores: “Bariloche es una ciudad que vive en un 75% del turismo y hace seis meses que no recibimos un solo visitante. Entonces la situación es crítica. Ya han cerrado más de 100 comercios y hay empresas a las que se les acabaron los ahorros. No tienen de dónde seguir sacando dinero para poder mantener las fuentes de trabajo. Entonces la realidad es que necesitamos empezar a mover la rueda. La vacuna va a estar recién en abril, pero no podemos estar un año parados”.

Por otro lado, Burlon se refirió a la confirmación por parte del ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, de que habrá temporada de verano en todo el país: “Es una muy buena noticia, pero la realidad es que Bariloche no puede esperar hasta el verano. Ya perdió su temporada más importante que es el invierno. De acá a diciembre serían nueve meses sin trabajar. ¿Qué persona o empresa puede soportar tanto tiempo sin ingresos?”.

“Esperemos que con los protocolos correspondientes y con la posible reactivación de los vuelos de cabotaje podamos equilibrar la salud con lo económico”, concluyó el funcionario.

“Bariloche es una ciudad que vive en un 75% del turismo y hace seis meses que no recibimos un solo visitante. Entonces la situación es crítica”

Gastón Burlon, secretario de Turismo de Bariloche.