miércoles, 28, octubre, 2020
CubaOnLine

Durante un acto por el Día de la Industria, el presidente dijo que no se logró tratar la ley de sostenimiento y reactivación turística porque “el Congreso no pudo sesionar”.

El escándalo que se vivió en la Cámara de Diputados de la Nación durante toda la jornada del martes generó mucha incertidumbre y tensión en la industria turística, que esperaba que los legisladores resolvieran sus diferencias para avanzar hacia la sanción de la ley de ayuda al sector. Si bien no estuvieron ni cerca de llegar a un acuerdo, la sesión se llevó a cabo igual y el proyecto de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional obtuvo la media sanción que le faltaba. Sin embargo, como si el desconcierto no fuera suficiente, el miércoles al mediodía, durante un acto por el Día de la Industria, el presidente Alberto Fernández dijo una extraña frase que sembró confusión en todo el espectro turístico.

“Si la pandemia ha visto un sector lastimado ese es el del turismo. La hotelería y la gastronomía sufrieron como nadie. Ayer había que tratar una ley de turismo para poder ayudar a los que están padeciendo y no pudimos hacerlo. Marco esto para que todos entendamos de una vez por todas que no debemos ideologizar la pandemia. Ayer (por el martes) sólo lograron que los que peor la pasan, que son aquellos que viven del turismo, hoy estén un poco peor porque el Congreso no pudo sesionar. Eso es en contra de la gente y de la prosperidad, del progreso y de la solución que están esperando los trabajadores de ese rubro, que mueve mucho dinero en Argentina”, sostuvo el mandatario.

El video comenzó a circular por las redes sociales y generó todo tipo de comentarios. ¿Se trató de un error en el discurso? ¿Acaso avaló la postura de la oposición, que durante toda la noche del martes aseguró que la sesión era ilegal? Muchas fueron las preguntas que sobrevinieron a esa curiosa declaración.

Un funcionario que se desempeña en la Secretaría de Presidencia de la Nación, muy cercano a Fernández, le aseguró a Mensajero que eso no fue lo que quiso decir el mandatario: “Lo que dijo es que no se pudo debatir la ley porque se politizó todo. No se logró tratarla en el marco de consensuar y dialogar con la oposición porque no estaban. Se refería a eso, no a que no se aprobó, no se leyó o que no hablaron los diputados. Eso es lo que él tenía en la cabeza”. En tanto, un diputado del Frente de Todos aseguró que fue un error. “Es humano, se puede equivocar”, reconoció.

Las palabras de Fernández llegaron tan sólo un día después de que el interbloque de Juntos por el Cambio adelantara que iba a ir a la Justicia para impugnar la validez de la sesión por haberse desarrollado de manera telemática sin contar con la aprobación de todos los legisladores. “Admitió la ilegalidad de la sesión”, le dijeron a este medio desde ese espacio.

Finalmente, el miércoles por la noche, durante una entrevista con TN, el presidente aclaró lo que dijo durante el acto sobre la ley para ayudar al sector: “Por ahí no fui del todo claro. Lo que dije es que no fue por voluntad de la oposición. Ellos trataron de impedir de cualquier modo que tengamos una respuesta para el turismo. Se fueron diciendo que iban a impugnar la sesión”.

Si bien fue una frase por demás rebuscada, está claro que no tuvo la finalidad de poner en duda la aprobación de una ley elaborada e impulsada en las dos cámaras del Congreso por su propio frente político.