lunes, 6, abril, 2020
CubaOnLine

En una entrevista con este medio, Leopoldo Lucas, presidente de ITUREM, mostró su malestar con las autoridades del país por no haber cerrado la frontera con Brasil.

El cierre de la frontera para los turistas que regresan a la Argentina desde Brasil mediante el puente internacional Tancredo Neves (Puerto Iguazú) finalmente no se concretó, a pesar de haber sido anunciado por el Municipio de esa ciudad.

Ante este panorama, la preocupación y la incertidumbre por el coronavirus crece cada vez más en la localidad misionera, y Leopoldo Lucas, presidente del Ente Municipal de Turismo Iguazú (ITUREM), criticó el accionar del Gobierno de la Nación, a través de una charla con Mensajero.

«La realidad que estamos atravesando es muy dura. Consideramos que el Gobierno fue muy irresponsable con Puerto Iguazú. Nuestro pueblo tiene 90.000 habitantes en el que tenemos un hospital con cinco respiradores. La ciudad está prácticamente aislada, porque estamos rodeados por Brasil y Paraguay. Hay muchos municipios de la provincia y del país que han cerrado los ingresos y las salidas de las personas, pero por acá están ingresando turistas que vienen de todo el mundo», afirmó.

Según sus propias declaraciones, el presidente de ITUREM está muy angustiado al ver que su gente corre peligro al estar en juego la salud: «Lo que más me preocupa es que justamente sigue llegando gente de países de riesgo como Italia y España. Al cerrar el aeropuerto de Ezeiza, los pasajeros modificaron los vuelos y decidieron ingresar por acá, ya que la entrada más sencilla a la Argentina es a través de San Pablo o Río de Janeiro hacia Foz de Iguazú»

Por último, Lucas dejó un mensaje claro: «Le pido al Gobierno Nacional que no se olvide de Puerto Iguazú, y que nos ayude. Es una gran irresponsabilidad, nos sentimos más solos que nunca».