sábado, 4, diciembre, 2021

Ayer, en la esquina del Ministerio de Turismo y Deportes se realizó una nueva marcha autoconvocada en contra de este tributo y en Córdoba se gestó una mesa de enlace.

En medio de una semana en la que la industria mira a Madrid, y mientras se aguarda que la AFIP emita una resolución que confirme los puntos que se modificaron en la aplicación del Impuesto -luego de la reuniones con representantes de la Faevyt- tanto operadores como agentes de viajes siguen organizándose. El motivo de las convocatorias es claro, “No al 30%”, pero ellos reconocen que es imposible que saquen el total del tributo, pero, al menos piden contar con alícuota diferenciada que ronde un 19 o 20%.

En el caso de Córdoba ya se realizaron dos marchas y en cada una superaron las 340 personas, entre operadores mayoristas y minoristas. Vale aclarar que a estas movilizaciones también llegan agentes del interior de la provincia: Villa María, Río Cuarto, Río Primero, San Francisco y Arroyito, entre otras. “Siempre nos juntamos en el Patio Olmos, en pleno centro de la capital. En la segunda ya cortamos la calle y caminamos hasta el punto neurálgico de la ciudad”, explicó Guillermo Valdeolmillos, uno de los tantos profesionales que estuvo participando. Y agregó: “El reclamo real es no al 30% como impuesto y en defensa de los 25000 puestos de trabajo que tiene la actividad. Sabemos que es difícil pero al menos queremos sentarnos a negociar. Algo ya se consiguió en base a la primera marcha y al trabajo de la Faevyt  y es que las plataformas tributen lo mismo que nosotros”.

Pero Córdoba no es la única, en Paraná, Tucumán, Rosario y Ciudad de Buenos Aires también los agentes y operadores están llevando a cabo múltiples marchas. Los profesionales porteños comenzaron con una iniciativa el 10 de enero en la que se dirigieron al Congreso de la Nación, ayer se repitió pero en la esquina del Ministerio de Turismo y Deportes. En este caso el reclamo es similar, la quita de la alícuota o la baja al 20 o 25%. “También hacemos hincapié en que los vuelos pueden venir llenos pero al irse vacíos no es redituable para las aerolíneas y en ese contexto eliminan rutas. Esto produce un desequilibrio en la balanza”, comentó uno de los agentes que asistieron a la movilización en Suipacha y Santa Fe.  Bruno Lassig, titular de Lassing Tur y otro de los que participó, explicó que ayer llevaron un petitorio y lo dejaron en el piso 22 -luego de ser escoltados por personal de seguridad del edificio-. “Estuvimos esperando que nos atienda un funcionario del rango que sea, porque sabemos que los altos mandos están en Fitur. Aguardamos 15 minutos pero ya no podíamos quedarnos más porque teníamos que volver a trabajar”, detalló Lassig. Y agregó que en este caso la convocatoria fue menor que en el interior: “Nos llama la atención que no participen porque vemos que en Facebook todos se quejan pero después no vienen”.

“Si siguen con el 30% no vamos a ningún lado porque la gente no va a viajar. Las agencias están muertas. Hay ventas nacionales pero no te dejan ganancia suficiente como para mantener la estructura de una oficina”, analizó Lassig.

Volviendo a Córdoba, a partir de las movilizaciones que se realizaron allí surgió lo que se denominó Mesa de enlace, de la cual participan agentes de viajes de otras provincias y ciudades del interior.  “Hoy nos vamos a volver a reunir y definiremos si la tercera marcha es mañana o pasado. Por eso agradecemos la presencia de medios locales que nos vienen acompañando. A su vez, también vamos a analizar los petitorios que enviaremos a entidades como la Asociación Cordobesa de Agencias de Viaje (Acav), a Avaece, al Ministerio de Turismo y Deportes, así como al Gobierno de Córdoba, provincial y municipal”, adelantó Valdeolmillos. Y aseveró que cuentan con un fuerte apoyo de diputados y senadores para que, cuando se inicien las sesiones legislativas, se reabra la discusión sobre la ley, al menos en lo que se refiere a Turismo.