martes, 28, enero, 2020
CubaOnLine

A una semana del inicio de la Feria, los representantes de las provincias se preparan para mostrar sus atractivos al mundo.

Del 22 al 26 de enero se realizará  la 40º edición de la Feria Internacional de Turismo en Madrid. Argentina estará presente con una numerosa delegación que, además de llevar adelante reuniones de negocios con distintas empresas del Viejo Continente, pondrá a disposición del público español un gran abanico de posibilidades para vacacionar en el país.

Los paisajes y la gastronomía sin igual que se pueden encontrar a lo largo y a lo ancho del país cautivarán a quienes estarán presentes en la Feria (se estima que habrá 10 mil empresas y 110 mil visitantes del público). Es por eso que, en la previa del evento más importante del Turismo a nivel mundial, algunos de los representantes del sector charlaron con Mensajero acerca de sus propuestas y expectativas.

José María Arrúa, ministro de Turismo de Misiones, explicó que uno de sus objetivos será llegar a un acuerdo con los nuevos directivos de Iberia y Air Europa, a fin de mantener los vuelos que unen Madrid con la ciudad de Iguazú: «Es un trayecto que mueve entre 80 y 90 pasajeros, lo cual para ellos no es rentable, pero sabemos que el emisivo fuerte de Europa arranca en marzo y todas las agencias siguen viendo esta ruta con admiración, porque es un golazo, pero debemos promocionarlo y venderlo». Por otro lado, el funcionario resaltó que su intención es que, a partir de marzo, se agregue una frecuencia más entre las dos ciudades, pero con escala en Montevideo.

Con las Cataratas del Iguazú como estandarte, el encuentro de Misiones con el público dentro de la Feria estará focalizado en el turismo comunitario: «Sabemos que es el eje de la ONG de este año, así que nos vamos a centrar en ese segmento parte de nuestra oferta turística», señaló Arrúa. Además, el funcionario no dejó de mencionar a uno de los valuartes de la región: «Vamos a llevar nuestro mate para hacer degustaciones y buscar la forma de cautivar el interés del público».

Por el lado de Bariloche, Diego Piquín, Director Ejecutivo de Emprotur, remarcó la importancia del evento, para el que tienen en mente una nutrida agenda de reuniones con operadores, agencias de viajes y aerolíneas. «Además de estar presente como destino y acercar información al público tratamos de trabajar una agenda comercial para mejorar nuestro vínculo con el trade», explicó el funcionario.

Por otra parte, Piquín contó que el acercamiento al público hará foco en mostrar un Bariloche distinto al que comúnmente conoce el turista extranjero: «El mercado europeo no tiene en su radar la estepa de la ciudad. Nos identifica más con la montaña, el bosque y el lago. Así que vamos bastante fuerte con esa propuesta».

Finalmente, el funcionario destacó la amplia variedad gastronómica que presenta la localidad y la valoración que le da el turista extranjero: «Toda la oferta ha crecido muchísimo y se adecua a cualquier presupuesto y a todo tipo de turista que nos visite. El chocolate es parte del ADN de esta ciudad, pero además contamos con cerveza artesanal, cordero, ciervo y ahumados».

Jujuy, por su parte, estará presente en cuatro ferias (Madrid, Berlín, París y Londres) con el objetivo de presentar sus atractivos al mercado internacional. Federico Posadas, ministro de Turismo y Cultura de la provincia, adelantó de qué manera van a trabajar en estos eventos: «Tenemos varias reuniones planteadas con las mayoristas europeas. Vamos a ir en forma conjunta con otras provincias del norte, en otras vamos a ir solos. La idea es seguir posicionando a Jujuy».

Además, el Ministro destacó la importancia que tienen las nuevas inversiones en infraestructura que han colaborado para que Jujuy se posicione en el mercado europeo, como el Aeropuerto Internacional Gobernador Horacio Guzmán, la ruta 34, los nuevos hoteles y el nuevo camino que conecta la Quebrada de Humahuaca con las Yungas.

Por otro lado, la novedad para esta edición de Fitur será la inclusión de los vinos jujeños. «Viene creciendo mucho la cantidad, y fundamentalmente la calidad. Se caracterizan por ser vinos de extrema altura (por arriba de los 2000 metros sobre el nivel del mar), lo cual es un elemento de marketing que siempre llama la atención», culminó Posadas.