Las decisiones del Banco Central que obligaron a las operadoras y agencias de turismo a reducir sus transferencias diarias en dólares al exterior de 150 mil a 75 mil las empujó fuera de los límites de la concordancia, ya que para la actualidad cambiaria da lo mismo que la empresa que debe realizar una trasferencia al exterior tenga más de 200 empleados o sólo tres. Una gran incoherencia dado que ambos casos, la limitación es la misma.