Será mediante el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico y en asociación con una empresa tecnológica radicada en Trevelin con la que el Centro está desarrollando drones con tecnología de impresión 3D, que servirán para monitorear incendios forestales y erupciones volcánicas.