La inversión fue de alrededor de 350 millones de pesos y está dentro de la categoría de cuatro estrellas de la marca Mercure, que integra la red de cadena Internacional Accor. 
En el corte de cintas estuvieron presentes el dueño de la empresa, Cristóbal López, junto a sus socios locales; el gobernador Jorge; el secretario de turismo, Santiago Amsé; el presidente del ISS, Miguel Tavella y el exgobernador Rubén Marín.
El complejo tiene confitería, restaurante, salas de convenciones, terraza con pileta, gimnasio y spa.