17.2º
Vie 13º/21º
12º/19º
Durante su primera visita a la Feria de Turismo de Madrid mantuvimos una charla con el Gobernador de la provincia de Jujuy que declaró al 2018 como “el Año del Turismo”.  El turismo como actividad económica fue postergado en varias provincias argentinas, Jujuy entre ellas. ¿Cómo llego a plantearse la importancia de la actividad turística en su provincia? Porque nos convencimos que tenemos mucho más potencial que Salta. Ellos tienen Cafayate, la Ruta del Vino, el Tren a las Nubes, pero nosotros tenemos la Quebrada que es Patrimonio de la Humanidad, un reconocimiento de la UNESCO por 10 mil años de interculturalidad, que es también Patrimonio Natural. Jujuy es muy diferente a Salta, a Tucumán, a Santiago, porque Jujuy tiene magia en la gente. Tenemos la comunidad indígena más importante de la región con la que estamos en un proceso de restitución de tierras en los proyectos turísticos y otros como los de energías renovables. En eso las comunidades directamente tienen una regalía del 2 por ciento y son las dueñas en términos de propiedad comunitaria, que va más allá de la propiedad privada, porque pertenecen a las generaciones de antes, a las de hoy y a las futuras. Los proyectos tienen que ver con el empoderamiento de las comunidades. Eso nos distingue como destino. Pero ya tenemos un Plan en marcha en todos estos frentes. El Norte argentino se ha incorporado al mapa turístico de Argentina a partir de, fundamentalmente, Salta. En ese contexto Jujuy ha quedado relegada y ahora, a través de estas nuevas acciones cobrará otra iniciativa. ¿Qué lleva a la provincia a cambiar este viejo paradigma? Primero, porque es un destino naturalmente fuerte, diverso. Tenemos cultura, salinas, lagunas, selva. Tiene particularidades que le dan otra dimensión, inclusive, muy distinto a Salta. Ellos vienen hace 20 años desarrollando un plan estratégico que incluye circuitos jujeños como productos propios. Pero bueno, no hay que enojarse por eso. El Norte es un solo destino. Y el desafío de Jujuy es que no sólo Salta sea la puerta de entrada a la región, sino que también lo sea Jujuy. Podríamos hacer una crítica constructiva en ese sentido, ya que ¿no es la propia provincia quien no ha sabido adueñarse de sus íconos turísticos? Es un problema nuestro, porque la responsabilidad no está en los operadores salteños, o bonaerenses, o cordobeses que lo único que hacen es hacer negocios. Por eso estamos trabajando desde ese concepto, creciendo en términos de infraestructura, haciendo crecer a la ciudad de Jujuy. Estamos con proyectos como el Cabildo, el Museo del Cabildo, con el Salón de la Bandera, el Museo de Lola Mora, buscando más inversión hotelera... La idea es generar en la ciudad un entorno para que la gente quiera quedarse, pernoctar. Por otro lado sigue la construcción del nuevo aeropuerto, al tiempo que tenemos más conectividad. Jujuy tiene un tercio de las camas que posee Salta, así que estamos con un plan de expansión importante. Jujuy puede crecer el triple o más, no tiene techo. ¿En que consiste el proyecto del tren de la Quebrada? Es un tren que va a ir desde Volcán hasta Humahuaca, son 84 kilómetros. El año pasado empezamos con la primera etapa, con la llegada a Tilcara desde Volcán y el 15 de febrero continuamos colocando vías. Vamos a hacer un tren eléctrico que se mueva con energía solar y ya estamos trabajando para concretar ese proyecto este año; por lo menos un par de tramos. Estamos conectando una ruta muy importante, un camino turístico que une el Hornocal con la Quebrada y la Puna con la yunga, con la selva de altura, con el Parque Nacional Calilegua. La Ruta del Vino también la estamos trabajando, no vamos a ser Mendoza ni Cafayate, pero tenemos el viñedo más alto del mundo a 3300 metros. Generalmente nuestros viñedos arrancan en 2500 metros y tenemos varios enólogos de Cafayate que se encuentran trabajando en nuestra provincia. Ya hay diez bodegas, cinco de las cuales están haciendo vino de calidad y algunos vinos ya han sido premiados con 93, 95 puntos Parker. No nos va dar para exportar, pero sí se hará un vino de excelencia, de alta calidad para consumir en el país. Estamos trabajando también en la Ruta de la Gastronomía, porque tenemos una muy particular y es casi desconocida para el turista. En ese sentido estamos tomando un poco el modelo de Perú y de México. Vamos a trabajar sobre la Ruta del Té también, porque cada cerro que tenemos es una botica. Así estamos acompañando con desafío e infraestructura, aunque diría que el desafío más importante son los recursos humanos y su formación.
“Jujuy puede crecer el triple o más, no tiene techo”
¿Qué otros productos piensan poner en valor? El Turismo religioso, por ejemplo. Tenemos 12 iglesias de más de 400 años que están puestas en valor, que forman parte de un circuito arquitectónico y religioso, y la idea es promocionarlas ya que se ubican en distintos puntos de la provincia. Va a ser una forma alternativa de conocer Jujuy. Otro producto, que integra a varias provincias y países es el Qhapaq Ñan, o la travesía de la Quebrada, que vamos a desarrollar buscando inversores de turismo ecológico, como la caravana con llamas, que es algo que se está promocionando mucho y que está funcionando muy bien. En realidad, en lo que tiene que ver con el Turismo Aventura hay mucha iniciativa privada, pero estaba faltando concentrarla y promocionarla. Ahora lo estamos trabajando institucionalmente y estamos observando un potencial muy interesante para el destino. También tenemos el 60 por ciento de la diversidad de aves para hacer avistamiento, sobre todo en la zona de la yunga, del Parque Nacional Calilegua, algo que se alinea con las nuevas tendencias del turismo mundial. Es algo que tiene mucha demanda, sobre todo con el perfil del turista internacional, así que será otra de las perlas. ¿A cuántos años está proyectado este plan maestro? A 10 años. Me parece, no obstante, que en tres, cuatro años habremos dado un salto. El año que viene ya vamos a tener el nuevo aeropuerto gracias a la nueva política aerocomercial, que es un acierto del Gobierno Nacional, con el tema de las low cost incluido. Además, con ministros como Gustavo Santos, que hace propios los proyectos de las provincias porque es un tipo que le mete empuje, el trabajo se hace más dinámico; porque el tema no pasa por ver cuánta plata te da el Gobierno Nacional. Más allá de los créditos o los presupuestos, un gobierno que haga propio los proyectos y que la gestión sea conjunta facilita todo. Y en ese sentido, ¿cómo están? Bien, bien. Ahora, con el acompañamiento de Gustavo Santos, obtuvimos por medio del BID el financiamiento para llevar a cabo un proyecto para el Museo del Carnaval en Humahuaca, para una presentación de luz y sonido permanente que habrá en el monumento a la Independencia para Purmamarca, estamos llevando infraestructura este año también con el acompañamiento del Mintur a las salinas, estamos trabajando un centro de convenciones para Maimará, el tren turístico… Son temas que van reforzando la infraestructura y los servicios. Que viene siendo la gran falencia de Jujuy en este momento... Sí, aunque hemos crecido. Tilcara tiene más camas que la Capital jujeña, por ejemplo. Y se trata de infraestructura de alto nivel, porque puede tener categoría de Hostel, pero tienen camas con sommier, todos con muy buena calidad. Es un destino que visitan mucho los alemanes, franceses, brasileros y por eso también estamos muy entusiamados con el vuelo Jujuy - San Pablo. ¿Qué resultados está dando este vuelo? Muy bueno. Los vuelos de enero están vendidos y para febrero también tienen una gran demanda. Estuve charlando con algunos operadores argentinos que lo están vendiendo y están contentos. La idea es que ese vuelo quede y contamos con el acompañamiento de Aerolíneas Argentinas (N de la R: al finalizar FITUR se ratificó el acuerdo con Aerolíneas Argentinas para que el vuelo se convierta en regular desde Marzo). Además, apenas se aprueben las obras en El Palomar, FlyBondi empieza a volar Jujuy también. Las condiciones están dadas. Lo que pasa es que cuando nos hicimos cargo, nos replanteamos la matriz productiva. Jujuy no es una provincia inviable, todo lo contrario, es una de las más ricas de la Argentina. Le apuntamos al litio y a la energía renovable. Se ha hecho una inversión de mil millones de dólares en litio. Este año estamos por implementar la fábrica de baterías de litio, estamos construyendo la planta solar más alta del mundo, de 300 megavatios. Tenemos entendido que es uno de los pocos lugares del mundo donde hay litio. Bueno, de hecho, formamos parte del triángulo que integran Bolivia, Chile y el norte argentino con Salta y Catamarca. Pero nuestro litio es el de más alta calidad de la región, es grado batería. Por eso, dentro de este cambio en la matriz productiva el turismo es central, porque es generador de trabajo, servicio, de riqueza. Es más, es el desafío que tenemos como país, porque ves a España, por ejemplo, con 82 millones de turistas y uno se plantea llegar a algo aunque sea parecido. Argentina lo puede hacer, nosotros como país podemos. En eso, es clave el rol del Gobierno Nacional, pero también los destinos, las regiones, los gobernadores tenemos mucho que hacer. Así que creo que vamos a crecer mucho como país en ese sentido, más allá de que nosotros le estamos apuntando al destino Jujuy, que es lo que me toca, pero eso genera una sinergia.
“Más allá de los créditos o los presupuestos, un gobierno que haga propio los proyectos y que la gestión sea conjunta facilita todo”
¿El turismo será política de Estado para Jujuy? Sí, lo es. Tenemos la decisión política. Estamos con planes en todos los frentes, trabajando fuerte... Para que la actividad turística transforme un destino necesita de dos cosas, primero una voluntad política muy fuerte y segundo recursos económicos para generar la infraestructura necesaria. ¿Cómo encara su administración esa voluntad política y los recursos económicos? Bueno, ya tenemos los fondos por parte del BID, también contamos con recursos propios de la provincia en el Museo de Lola Mora. Ya estamos con el aeropuerto, que fue una decisión que tomó el Presidente Mauricio Macri en el acto de cierre en Humahuaca antes de ser Presidente y desde ahí venimos trabajando con él y con “Guillo” Dietrich. Tenemos en marcha un plan ambicioso que mencioné antes y con respecto al tren la primera etapa son ocho estaciones las que atraviesa y este año queremos trabajar en cuatro, que serán modernas pero sin perder el estilo de la zona, temáticas de acuerdo a las que caracteriza de los pueblos, algunas tendrán la Diablada, otras el Carnaval, la Virgen de Punta Corral, otras la gastronomía, el vino. Como decíamos antes Jujuy aparece en un plano secundario en el mapa turístico del país. Toda esta actividad que se comienza a desarrollar le va a dar una presencia importante, pero como Ud. decía la falta de camas es una de las necesidades primarias, ¿Qué inversiones habrá en ese sentido? En febrero posiblemente estemos cerrando con un grupo inversor. En estos días tuvimos un encuentro importante con una cadena de hoteles, como particulares, para destinos donde las comunidades se empoderen. Una empresa de Canadá va a ir en abril a Jujuy. Estamos trabajando con un plan de 10 mil camas para toda la Quebrada, con un modelo característico, con un sistema de créditos, donde los inversores van a ser las mismas familias. Habrá facilidades para créditos con tasas de interés subsidiadas, tenemos un buen régimen de promoción de inversiones también, y disposición de tierra para la instalación de hoteles en lugares estratégicos como el circuito de los Diques. Para todos los que estén interesados en invertir habrá algo específico para el sector hotelero -turístico, con un formato parecido a lo que se hizo en Iguazú. El Estado es el dueño de esas tierras, donde hay una reserva natural que se utilizará para el desarrollo de la actividad turística. El modelo es muy parecido a lo que estamos promocionando con la Ciudad Cultural en Jujuy capital, donde buscamos un inversor de cadena para un hotel cinco estrellas al que vamos a darle muchísimas facilidades. También a un predio ferial que ya existe, donde se hizo el último Dakar, y que tiene mucha infraestructura pero le está faltando un Centro de Convenciones y un hotel cinco estrellas. Esa va a ser la manera de terminar de consolidar el centro de San Salvador de Jujuy como distribuidor de turistas para toda la provincia. Nos estamos preparando bien para el futuro. Finalmente, ¿qué significa la incorporación de Federico Posadas como Ministro de Cultura y Turismo a su administración? Es la incorporación de alguien que conoce de Turismo, que ha tenido una experiencia importante en su paso por Salta, y que además refresca el Gabinete. Con Federico, como le digo siempre, tenemos un gran desafío, porque Jujuy realmente puede crecer mucho, y él puede ser un actor clave en eso. El primer desafío es que es salteño… Bueno, uno de mis Secretarios es de San Luis, estoy detrás de un bonaerense ahora, pero en política lo importante es ir conformando un equipo. Lo que pasa es que en Turismo en Salta se trabajó durante 20 años, creo que desde Romero, y lo continuaron hasta ahora con Urtubey. Pusieron en marcha un plan estratégico que era sistemático, que es lo que hay que hacer en materia turística, porque son muchos frentes, no sólo de inversiones en infraestructura, tambien en servicios, formación de recursos... Es muy complejo, porque se mueve mucho detrás del turismo. Es la primera vez que participa de FITUR... Me pareció que tenía que venir personalmente, para que se vea que le asignamos esa importancia como política pública. Además, yo en Jujuy definí que este año es el del Turismo. 2017 fue del Litio y la energía renovable. Si bien eso sigue en marcha y hay que ponerle pilas todos los días. ¿Cómo ve, a partir de esta participación en FITUR, la presencia de Argentina en el mundo? ¿Esta apertura cómo nos posiciona en el mundo? La nueva política aerocomercial va a fortalecer la conectividad de todos los destinos, va a derramar en todos. Es un tema clave porque no tenemos un único destino, no es sólo la Ciudad de Buenos Aires, que desde ya es uno de los más importantes. Está el Norte, Jujuy, Salta, Tucumán, las Cataratas, Corrientes, que también está trabajando un buen proyecto con los Esteros del Iberá, Mendoza, Córdoba, que siempre es fuerte turísticamente, la Patagonia. Hay políticas públicas implementadas por el gobierno nacional que están generando la posibilidad de crecimiento. Es la mejor manera de contribuir en el crecimiento de Argentina como destino. Lo único que queda es seguir trabajando.
Planifica tus viajes con nuestras empresas amigas
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar","nosotros","contacto"]