La AHT en la reciente edición del Global ReformBnB

La AHT en la reciente edición del Global ReformBnB

La asamblea de la organización tuvo lugar en Kyoto, donde se reafirmó el objetivo de lograr que los alquileres temporarios sean oferta formal y segura. 

Las Cumbres de ReformBnB son una reuniones bianuales de asociaciones hoteleras y aliados cuidadosamente seleccionados para discutir cómo lidiar con la industria de alquiler a corto plazo (STR). La atención se centra en el desarrollo de proyectos conjuntos y el intercambio de conocimientos estratégicos, todo con el objetivo de promover reglas justas.

La primera fue ReformBnB NYC, en la que el objetivo fue discutir cómo enfrentar los daños causados ​​por la industria STR. Durante esta cumbre, las asociaciones hoteleras firmaron un manifiesto de ocho puntos para “encajar de forma sostenible la ‘real’ economía compartida y desterrar a los operadores profesionales que ocultan su actividad ilegal“. Todas las entidades participantes reconocieron la importancia de la reunión y la necesidad de seguir trabajando juntos para erradicar por completo los RTS ilegales, con la organización de reuniones rotativas periódicas en diferentes ciudades del mundo.

Luego fue ReformBnB Barcelona, en la que, por medio de talleres, se elaboró una propuesta de lineamientos globales a ser asumidos por las diferentes autoridades de todas las ciudades del mundo. En noviembre de 2019, en Buenos Aires, se realizó la 3.ª cumbre, allí se acordó el lanzamiento del Foro Global ReformBnB que buscará promover reglas y controles efectivos para la industria de alquiler a corto plazo entre las cumbres de ReformBnB. Un año después, se llevó a cabo el cuarto evento del Foro Global Reformbnb, esta vez fue de manera virtual.

Así fue como el mes pasado se llevó a cabo la Primera Asamblea General de Global ReformBnB en Kioto, con la participación más de 35 países.

Japón presentó su estrategia, que incluyó la prohibición de la comercialización a todas las plataformas que no cuenten con un código de habilitación único de las unidades de alquiler temporario. “Durante meses, Japón estuvo sin oferta de alquileres temporarios. En ese lapso, tenían que inscribir las propiedades en los registros tributarios, formalizar el personal, instalar las medidas de seguridad y presentar la documentación para ser dados de alta”, detallaron desde la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), que participó del encuentro de la mano de su presidente, Roberto Amengual.

ALQUILERES TEMPORARIOS EN ARGENTINA

En Argentina, según datos de AirDNA, que aúna la oferta de las plataformas AirBnB y Expedia, en 2022 en CABA existían más de 12.000 alojamientos turísticos temporarios, de los cuales sólo 299 se encuentran registrados. En Mendoza, de más de 1900 se encuentran anotados 158, en Tierra del Fuego se ofrecen 760 opciones de las cuales sólo 200 están registradas; en ciudad de Salta de 750 alojamientos se registraron 303 y en El Calafate de 403 ofrecimientos solamente se encuentran inscriptos 68 unidades (ver nota).

“El crecimiento actual se debe a varios factores: en la pandemia, la hotelería estuvo prohibida y los ATT, al no estar alcanzados por ninguna ley, pudieron operar tranquilamente. Por otro lado, es un negocio ampliamente más rentable: no deben cumplimentar ninguna norma de seguridad eléctrica, de incendios, de policía, entre otras, ni certificar las obligatorias actualizaciones anuales que deben realizar sus pares hoteleros. Tampoco deben tener registrado al personal ni abonan impuestos”, explicó Amengual.

Además, comentó que en CABA se dinamizó mucho la captación de inversores por parte de desarrollistas que arman estos proyectos. “Entre 2016 y 2022, la hotelería formal creció un 8%. Los alquileres Temporarios Turísticos crecieron un 124 % en cantidad de habitaciones”, detalló.

LOS RIESGOS DE LA NO REGULACIÓN

Sobre la falta de medidas por parte del Gobierno, Amengual destacó: “No pasa un mes sin una tragedia prevenible en un ATT. La falta de control signa los últimos 20 años y hay una especie de vía verde para que prosperen. En Barcelona, la multa por incumplimiento de cualquier aspecto tributario o de seguridad por parte de un ATT alcanza los 40.000 euros”.

Durante la asamblea del Global ReformBnB, se habló sobre la necesidad de mayor transparencia: los asistentes manifestaron la necesidad de lograr una mayor transparencia, instando a que las plataformas que ofrecen opciones de alquiler turístico a corto plazo compartan información con los gobiernos, incluida la identidad de los huéspedes y locadores que utilizan este tipo de servicio.

Roberto Amengual manifestó que el objetivo de la AHT es garantizar reglas justas y equitativas para todos los actores que componen el sector de la hotelería, incluidos los ámbitos del alquiler a corto plazo y la distribución digital.

“En CABA, por ejemplo, existe hay una Ley de Registro que data de 2019. Estas regulaciones no llevan a que se registre la oferta real, según se desprende de las cifras de AirDNA. Porque la ley no obliga a las OTA a que reflejen los números reales de registro de estos alojamientos turísticos temporarios, y en algunas provincias directamente no hay legislación alguna”, apuntó.

Mensajero Web