Carnival Tours, un legado que va de generación en generación

Carnival Tours, un legado que va de generación en generación

En un cocktail en Tango de Mayo Hotel, Marcelo Tessarolo, fundador de la compañía, explicó el orgullo que tiene por sus hijos como sus sucesores en la empresa.

El viernes, en Tango de Mayo Hotel, Carnival Tours organizó un agasajo de fin de año, dirigido especialmente a sus principales aliados estratégicos, con el objetivo de agradecer por todo el acompañamiento brindado a lo largo de 2022.

Luciano y Ornella Tessarolo, directores de la compañía, encabezaron la celebración junto al director comercial, Matías Alfaro, quien posteriormente anunció la incorporación al staff de Sofía Tessarolo, flamante responsable de Facturación, Comunicación y Marketing.

“Quiero agradecerles a todos por el acompañamiento que nos otorgan día a día. Sabemos que tenemos batallas bastante grandes en general, pero en cada uno de ustedes encontramos aliados estratégicos y grandes amigos que queremos mucho. Esperamos poder brindarles siempre ese apoyo que a veces hace falta”, sostuvo Luciano Tessarolo.

“La mano de obra se ha achicado mucho. Hay rubros dentro del turismo que se tuvieron que reinventar. Creemos que podemos acompañar desde ese lado, así que les pedimos que nos tengan en cuenta siempre para todo lo que sea implementaciones, novedades y desarrollos”, agregó.

A su vez, culminó: “Queremos estar y ser lo primero que les aparezca en la cabeza cuando tengan alguna novedad para ofrecer o comunicar. Somos un equipo nuevo, más allá de la trayectoria que tiene cada uno en el sector”.

En paralelo, Ornella Tessarolo comentó que todos los invitados son el nexo fundamental con el que hacen posible que Carnival Tours pueda dar soporte y brindar atención al cliente: “Este año fue de mucho crecimiento, análisis e introspección. A su vez, nos fortalecimos mucho en todo lo relacionado con el servicio. Este cocktail es una manera de compartir un momento de agasajo, de tomar algo, disfrutar y descansar un poco juntos sin la necesidad de estar hablando de trabajo”.

Por su parte, Marcelo Tessarolo, fundador de la empresa y padre de los tres hermanos, brindó unas palabras al inicio del festejo: “Yo jamás preparo un discurso, no está en mi naturaleza. Todo lo que digo sale en el momento. Estoy muy contento por estos festejos, a pesar de que tuvimos un año muy difícil. En mi caso particular, estoy feliz de tener sucesores. Es lo mejor que me pudo haber pasado. Ahora me puedo dedicar a mis nietos, a mi familia”.

Entre las compañías que estuvieron invitadas al encuentro, se destacó la presencia de representantes de Aerolíneas Argentinas, American Airlines, Turkish Airlines, Iberia, Air Europa, Lufthansa, Copa Airlines, ITA Airways, British Airways, Avianca, Latam, Universal Assistance, Coris y Amadeus, entre otras.

Es importante señalar que la empresa comenzó a operar como agencia de turismo en 1975, bajo el nombre de Hola Turismo. Posteriormente, se convirtieron en agentes generales de ventas de compañías aéreas y pasaron a operar con el nombre Caesars Travel. Finalmente, en 1993 pasaron a tener su nombre actual, Carnival Tours.

En este contexto, Marcelo Tessarolo recordó cómo fue su creación: “Fue pura casualidad. En realidad, las circunstancias nos obligaron. Nosotros éramos representantes de Panam para Mar del Plata y teníamos oficinas en Buenos Aires. Cuando la aerolínea quebró en 1991, teníamos los clientes y el movimiento, pero no dónde emitir. En ese entonces, todos veíamos la necesidad de seguir trabajando y por eso abrimos la empresa”.

Al citar las características que los identificaron durante todos estos años de trayectoria en el sector, Tessarolo padre comentó que, en aquel entonces, todos eran jóvenes y eso les permitía tener un empuje mucho más grande: “Siempre trabajamos en el boca en boca y en el servicio, sobre todo en tiempos en los que no había tantos avances tecnológicos ni se hablaba de compras con tarjetas de crédito o en cuotas”.

“Nos caracterizamos por tener mucha seriedad y responsabilidad en todo lo que hacemos. Históricamente, nos responsabilizamos por toda la operatoria y nunca dejamos a nuestro cliente librado al azar o sin que sepa cómo manejarse”, sumó.

Al ser consultado sobre cómo surgió el nombre de Carnival Tours, su fundador reveló que la idea original fue bastante cómica: “Cuando averiguamos los requisitos que teníamos que cumplir con la Secretaría de Turismo de aquel entonces, nos explicaron que nos daban la posibilidad de enviar diez nombres. Solamente uno de ellos iba a ser elegido, siempre y cuando no se repitiera con otra agencia registrada o que no tuviese algún parecido con otro nombre. Era muy difícil optar por uno, porque en general se nos ocurrían dos o tres opciones como máximo”.

“Levantando la vista, mi padre, en ese momento, vio un cartel de publicidad de la compañía de cruceros Carnival. Al parecer, habló con sus amigos y todos dijeron ‘que sea lo que Dios quiera’, pensando que no iba a salir, teniendo en cuenta que ya pertenecía a una naviera. Al mes, a los 15 días, ya no recuerdo con exactitud, llegó la aprobación de la secretaría de Turismo con el nombre Carnival SRL, lo que dio origen a Carnival Tours”, agregó Tessarolo.

Otro de los temas que abarcó el fundador de la empresa fue nada más y nada menos que el traspaso del trabajo y las responsabilidades laborales a sus tres hijos: “Ha sido un tema importante que afortunadamente me sacó un peso de encima. Yo siempre pensaba cómo enseñar, cómo transmitir todo lo que sabía y había aprendido a lo largo de todos estos años en el turismo. Finalmente, entendí que no los podía capacitar día a día ni minuto a minuto. Tenía que dejarlos ser y darles la libertad para que ellos pudieran decidir con pruebas, equivocándose o no, pero haciendo todo por sus propios medios”.

“Por suerte fueron ayudados en todo momento por el personal de la empresa, que a lo largo de todos estos años ha demostrado una gran empatía con nosotros. Básicamente, se desarrollaron en un ambiente en el que les permitimos hacer todo directamente, sin atrapar a nadie para obligarlos a manejarse con nuestras formas”, acotó.

“Este trabajo es una pasión. El turismo me atrapó desde que era muy joven y creo que el que enfrenta este empleo con responsabilidad sabe que puede tener alegrías y a veces sinsabores. El secreto es tener pasión para desarrollarlo, además de la dedicación y el trabajo. Con esos tres conceptos bien aceitados, difícilmente a alguien le vaya mal”, finalizó.

Mensajero Web