Colombia: el impacto de la reforma tributaria en el turismo

Colombia: el impacto de la reforma tributaria en el turismo

De acuerdo con la ANATO, de no haber cambios en las modificaciones que propone el Gobierno, el sector y las nuevas inversiones estarían en riesgo. 

CORRESPONSAL EN COLOMBIA

Actualmente, Colombia enfrenta un nuevo reto para el sector. En ese sentido, la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato) considera que la eliminación de los beneficios tributarios provocaría un fuerte golpe a la recuperación económica que ha venido teniendo la actividad turística.

De este modo, el impacto que recibirían las empresas con el aumento en la carga tributaria se vería reflejado en precios más altos para los viajeros y podría desmotivar las nuevas inversiones.

Para Paula Cortés, presidenta de la Anato, hay dos temas que preocupan al sector. Uno de ellos es la eliminación de los beneficios tributarios, y el otro, el fin de la exención de IVA a servicios de hotelería y turismo. La dirigente recuerda que la reforma vigente estableció una exención del IVA (19 %) a paquetes turísticos hasta diciembre de este año, por lo que desde el 1.° de enero de 2023, se volvería a cobrar el impuesto, aumentando los precios finales a los consumidores.

Si bien la reforma tributaria no habla del IVA, de acuerdo con lo manifestado por la presidente de la Anato, el gremio le expresó al Gobierno nacional la necesidad de extender esta medida, por lo menos, un año más, precisamente para que el turismo logre superar las cifras que se tenían proyectadas en 2019.

Respecto a la eliminación de los beneficios que actualmente tiene el turismo en materia de renta, rubros como la remodelación de hoteles en ciudades de aproximadamente 200 mil habitantes, los proyectos de ecoturismo, de muelles y de parques, por los que se está pagando un 9 %, se pasaría a abonar 35 %.

La tarifa plena de renta, que corresponde al 35 %, también aplicaría para los cruceros que se encuentran registrados en Colombia, los que actualmente tienen una tarifa del 2 %. Así mismo, en diciembre de este año, termina la reducción del IVA para los tiquetes aéreos, pasando del 19 % al 5 %.

Desde la Anato se espera que el Gobierno, de ser aprobada la reforma tributaria sin modificaciones, empiece a aplicar las medidas de manera gradual, para que el avance y recuperación del sector turismo no se vea afectado.

Por su parte, el presidente del Grupo Aviatur, Jean-Claude Bessudo, manifestó que entre las consecuencias de esta reforma tributaria para el sector estaría la pérdida de incentivos para la llegada de nuevas inversiones extranjeras al sector, especialmente a la hotelería.

Sin embargo, afirma que el empresariado apoya las reformas que el Gobierno está haciendo para tratar de reducir la desigualdad en el país, lo que desembocaría en una Colombia más viable, con mejores oportunidades para las industrias nacionales.

Con una informalidad del turismo cercana al 60 %, y con la propuesta del Gobierno de complementar la oferta turística nacional con pequeños hospedajes caseros, en especial en los lugares de mayor potencial ecoturístico, la Anato sostiene que el Gobierno nacional, ente encargado de vigilar y sancionar a quienes operan sin estar reglamentados, debe trabajar en la regulación y formalización de este tipo de hospedajes.

La presidente de la asociación indicó que el comportamiento al alza de la tasa de cambio tiene un doble efecto para el sector de las agencias de viajes y turismo. Por un lado, es positivo mientras los colombianos y los extranjeros visiten los diferentes lugares del país. Por otra parte, es negativo para los colombianos que viajan al exterior.

Con relación a 2019, a junio de este año se observa un crecimiento de colombianos saliendo al exterior, con un aumento del 1,8 % a pesar de tener un dólar y un euro a precios tan altos. Sin embargo, en la Anato prevén que si el dólar continúa en alza, el turismo de los colombianos al exterior se verá afectado.

Mensajero Web