Mansión Tango, una propuesta diferente en CABA

Mansión Tango, una propuesta diferente en CABA

Soledad Giacomantone, Sales & Marketing de la compañía, habló con Mensajero sobre la apertura de la sala, que tendrá lugar en un edificio histórico de la ciudad. 

En términos turísticos, Ciudad de Buenos Aires es sinónimo de historia, de gastronomía y, por supuesto, de tango. En un destino que ya tiene al ritmo del 2×4 como su banda sonora, las tanguerías son moneda corriente en las calles. Este escenario se ve tanto en el Microcentro, donde las luces se apoderan de un escenario protagonizado por el Obelisco, como también en aquellas que, un poco más alejadas de la vorágine porteña, esconden en sus rincones los secretos de otro siglo.

En ese marco, en Juan Domingo Perón 1362 emerge Unione e Benevolenza, un edificio que data de 1858 y que fue declarado Monumento Histórico Nacional a principios de este año. En este lugar comenzará a funcionar Mansión Tango, una nueva casa de tango que tendrá su inauguración el próximo 25 de agosto.

En un diálogo con Mensajero, Soledad Giacomantone, Sales & Marketing de Mansión Tango, comentó que las funciones consistirán en una cena show con “un espectáculo de tango atemporal diferente”, con un cuerpo artístico de más de 20 bailarines. En ese sentido, cuentan con la compañía del bailarín y coreógrafo Marcos Ayala y la orquesta de la compositora Érica Di Salvo.

Sobre el desafío de abrir una nueva tanguería en una ciudad que tiene este género musical en su ADN, la ejecutiva indicó: “Es un proyecto y un producto nuevo en un lugar en el que hay casas de renombre, pero tenemos fe de que va a haber turismo para todos. El show y el edificio emblemático que tenemos, que fue recuperado y puesto en valor, van a ser el diferencial de Mansión Tango”.

Esta puesta en valor de Unione e Benevolenza, que tendrá una capacidad para 300 asistentes, consiste en la remodelación de los pisos, del escenario, la actualización de la instalación eléctrica, el acondicionamiento de temperatura y la construcción tanto de cocina como de baños nuevos. “Todo esto, sin modificar la estructura original”, añadió Giacomantone.

Con respecto al mercado al cual apuntan, explicó: “En lo que es tango, siempre hay público para todo, porque no todo el mundo tiene el mismo gusto. Vamos a enfocarnos en todo tipo de público, pero preferentemente al que tenga noción de lo que es el tango, que lo conozca y que sepa valorar la recuperación del edificio”.

Junto con la inauguración del 25 de agosto, que va a consistir en un cocktail y una versión reducida del show, se van a activar las redes sociales y la página web. “Hace un tiempo empezamos el contacto con todos los hoteles de Buenos Aires, con agencias de turismo receptivo y guías históricos”, especificó la ejecutiva, quien concluyó: “Después de la apertura, vamos a invitar a las agencias para que conozcan el espectáculo completo”.

Mensajero Web