viernes, 12, agosto, 2022
Aerolineas

Desde el Consejo Mundial de Viajes y Turismo aseguran que este tipo de alojamientos repercute favorablemente en la recuperación del sector a nivel mundial.

Días atrás, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) reconoció que los alquileres de corto plazo están contribuyendo fuertemente a la recuperación de la industria a nivel global. Es decir, a raíz de este modelo de negocio, se han aumentado la cantidad de alojamientos disponibles para recibir un caudal de visitas mucho más grande en un determinado destino.

De este modo, este tipo de alquileres aparece en escena como una alternativa más que interesante en lo que respecta al rol que ocupan las comunidades locales a nivel turístico, además de ofrecer una opción única y diferente para cada uno de los viajeros.

Un dato a tener en cuenta es que el 35 % de los anfitriones de Airbnb de todo el mundo aclararon que este tipo de actividad representa un sustento financiero importante. Además, de acuerdo al informe del WTTC denominado Mejores prácticas para alquileres a corto plazo, que cuenta con el apoyo de Airbnb, se tuvieron en cuenta las experiencias de muchas ciudades a nivel mundial.

Para ayudar a incrementar la popularidad de este tipo de alojamientos, la guía incluye estudios de casos de destinos como Ciudad del Cabo, Sydney y Seattle, entre otros. Además, contiene recomendaciones de políticas simples como el intercambio de datos, el registro, los impuestos inteligentes y los enfoques de inversión comunitaria a largo plazo.

“A medida que comenzamos a recuperarnos de los estragos de la pandemia, debemos centrarnos en nuestras industrias para mejorar su desempeño. Las mejores prácticas ofrecidas en este informe le brindarán a los gobiernos recomendaciones de políticas fundamentales que promoverán el turismo en sus destinos”, afirmó Julia Simpson, presidenta y CEO del WTTC.

Por otra parte, Theo Yedinsky, director de Política Global de Airbnb, destacó que “los alquileres a corto plazo le permiten a la sociedad participar en la economía del turismo”. “Los ingresos obtenidos a través del alojamiento están ayudando a muchas personas a mitigar los impactos de la inflación”, agregó.

En paralelo, Carlos Mercado, director ejecutivo de Puerto Rico Tourism Company, remarcó que a lo largo de la pandemia, los alquileres a corto plazo le otorgaron un impulso muy necesario no sólo al sector, sino a toda la economía. “Los ingresos se utilizan para financiar nuestros esfuerzos de marketing, que son fundamentales para atraer a los visitantes internacionales de regreso a Puerto Rico”, sumó al respecto.

Entre las amenidades que más captan la atención de los huéspedes, se pueden destacar la cocina, los espacios de oficina y los jardines, sin omitir la chance concreta de alojarse en lugares fuera de las zonas turísticas tradicionales.

Por último, de acuerdo al informe, los gobiernos pueden considerar la idea de adoptar planes para intercambiar datos, registros, impuestos inteligentes e inversión comunitaria a largo plazo para ayudar a garantizar que los alquileres a corto plazo continúen beneficiando y apoyando a cada destino.