viernes, 12, agosto, 2022
Aerolineas

Sergio Chouza, economista y director de la Consultora Sarandí, dialogó con Mensajero sobre la implementación del dólar turista para el receptivo. 

Aún resuenan los ecos de los anuncios que realizó ayer el Gobierno nacional (ver nota) y los mercados se adecúan al alza cada vez más intensa del dólar blue, que hoy -según Dólar Hoy– cerró a 337 para la venta. 

En este contexto, Mensajero conversó con Sergio Chouza, economista y director de la Consultora Sarandí, quien se refirió al desarrollo y los efectos que puede tener en las reservas la implementación del dólar turista para el receptivo. “Creo que se van a cursar operaciones marginales, sobre todo las harán los que quieran tener los fondos bien declarados o las operaciones en blanco”, explicó.

Al respecto, indicó que van a ser menos las operaciones que se cursen, por un tema de practicidad, ya que se va a tratar más de una cuestión operativa de usos y costumbres; y no tanto de una preferencia, -porque fluctúa y a veces el MEP está por arriba-.

Otro punto relevante, indicó Chouza, es la oferta que tendría el MEP si la medida funciona y que podría ayudar a menguar los precios actuales de esta variante. “Pero lo importante es que va a impactar en las reservas. Aunque creo que van a ser pocas las operaciones que se terminen materializando por ese mecanismo. La gran mayoría va a seguir pasando por un canal informal; sobre todo en los casos en los que cambian en hoteles con una cotización celeste, ni siquiera es blue, porque en muchos casos está por debajo”, detalló el economista. 

Siguiendo con esta línea, amplió que a corto plazo el efecto será nulo y a mediano, si tiene éxito -es decir, si cursa un nivel de operaciones no tan escaso-, le va a dar oferta. Entonces, debería bajar levemente el precio del MEP. 

Por último, al ser consultado por las medidas que afectan directamente al turismo, fue categórico al analizar que hay un error de interpretación cuando se piensa que se está apuntando al sector.

“Primero que los 2460 millones hasta mayo de turismo corresponde a turoperadores, aéreos, pago de tarjetas puerta a puerta y a servicios de streaming, entre otros. Segundo, me parece que el Gobierno se está enfocando en la escasez de dólares en general. Creo que, torpemente, lo que está buscando es poner un dique de contención a la salida de dólares no esenciales, entonces trata de tabicar a donde puede”, detalló. 

En este sentido, describió que no cree que haya algún tipo de estigmatización al turismo emisivo, pero sí que desde el Gobierno están viendo una salida significativa de dólares para viajes y pagos con tarjeta al exterior. “A falta de otras cuentas a recortar, el turismo es el sospechoso de siempre, pero no creo que sea el culpable”, afirmó.

Siguiendo con esta línea, remarcó que si existiese un mercado que funcione equilibrado, el saldo de la balanza turística estaría más parejo. “Ahora el problema es que todos demandan porque lógicamente no deja de ser un subsidio al tipo de cambio, pero se ofrece justamente porque nadie va a dar la cotización más baja. Entonces se está en el peor de los mundos”, analizó. 

Asimismo, precisó: “Si hubiese una normalización del mercado de cambios, la balanza turística se equilibraría mucho más. Incluso en algunos períodos fue positiva”