viernes, 12, agosto, 2022
Aerolineas

Agencias de viajes y mayoristas explicaron que, a pesar del crecimiento, hay incertidumbre por la coyuntura que se está atravesando. 

Después de que el Gobierno nacional intensificara las restricciones cambiarias para el turismo emisivo y para los gastos en dólares fuera de la Argentina, la AFIP elevó del 35 % al 45 % la retención impositiva para quienes hagan gastos en moneda extranjera con tarjeta de crédito. A raíz de esto, la demanda de viajes al exterior cayó considerablemente.

En este contexto, Mensajero se contactó con algunas agencias de viajes y operadores mayoristas para ver de qué manera impactaron las últimas novedades. “Otra vez tenemos un día fatal”, revelaron algunas fuentes, en un marco de incertidumbre al no saber cómo puede ser el desenlace de esta situación.

Por ejemplo, Ricale emitió un comunicado en el que informó la suspensión del cobro de servicios terrestres internacionales en pesos. De todas formas, aclararon que los pesos regirán para los pagos de los tickets aéreos y para los servicios terrestres de Argentina. Esta misma práctica ya ocurrió hace algunas semanas, cuando las medidas desde el Ministerio de Economía comenzaron a afectar al sector, o los rumores hablaban de que el impacto iba a ser más fuerte (Ver nota).

Uno de los empresarios del sector privado que alzó la voz fue Oscar Juárez, director de Principios Tour Operator, quien habló con Mensajero y dio detalles acerca del contexto que está atravesando hoy: “En este momento está todo frenado. No estamos tomando cobros en pesos porque no sabemos qué puede llegar a pasar. Hay muchos rumores y el Gobierno no habla, no define nada. El dólar blue aumenta su cotización cada vez más y ya hay una tendencia para que suba su valor”.

Por otro lado, Carlos Alonso, socio gerente de Tucano Tours, consideró: “Hemos crecido muchísimo, pero no sé qué puede llegar a pasar con la coyuntura que estamos atravesando”.

En relación con la decisión de crear un dólar para el turismo receptivo, Juárez admitió que no sabe si realmente sirve la medida. Además, reconoció que se tendría que haber definido con más claridad la cotización del dólar para los turistas argentinos que viajan al exterior, principalmente para saber con qué realidad cuentan.

Respecto a las reservas que venían promediando, Juárez comentó que, hasta ahora, ingresan en menor cantidad, al igual que las cotizaciones. Sin embargo, las ventas están paralizadas. “Es penoso no poder tomarle los pagos en pesos a los clientes, porque la transferencia tarda mínimamente una semana. Es decir, lo que hoy se abona, en siete días puede pasar a valer la mitad”, ejemplificó.

A su vez, indicó que no entiende por qué no se toman decisiones con una mirada más “ejecutiva”. “La decisión que se tomó hoy se tendría que haber confirmado antes. Tenemos que avanzar como país y ver cómo se apaga este incendio, porque si la gente sale a las calles por los aumentos de precios, y más con las amenazas que hubo ayer de parte de un dirigente social, hay que tener un marco de previsibilidad y eficiencia”.

Alonso también planteó que después de la pandemia, creían que iba a haber una explosión porque la gente iba a querer viajar. “Evidentemente, es lo que está pasando”, aportó. Asimismo, argumentó: “No estamos al margen de la situación que atraviesa el país. La operadora sigue el mismo camino de todos los que actualmente no están tomando pagos en pesos. En realidad, nadie lo está haciendo porque hay una lógica incertidumbre”.

Por último, Juárez describió: “Hay agencias a las que lo único que les importa es vender y sacarse de encima los pesos. Por momentos prefieren que los riesgos los corran los operadores. Tendría que haber un poco más de solidaridad en el sector. Ya perdí mucho dinero, muchas propiedades para tapar los agujeros de la devaluación”, culminó.