viernes, 12, agosto, 2022
Aerolineas

Con un comunicado, la Faevyt resaltó que no se tiene en cuenta que el sector genera puestos de trabajo. Por su parte, Facve se sumó al rechazo a la medida.

El cimbronazo por el aumento de la alícuota de la percepción a impuestos a las Ganancias y sobre Bienes Personales, que pasará del 35 % al 45 %, aún causa efectos en el sector (Ver nota).

En respuesta a esta medida, desde la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt) destacaron que castigar al turismo encareciendo los viajes al exterior es no comprender el funcionamiento de una industria que genera trabajo en cada rincón de Argentina.

“Es lamentable que se sigan aplicando las mismas medidas, que ya está probado que no traen ninguna solución frente al desequilibrio fiscal e insolvencia del Estado”, indicaron desde la federación y volvieron a insistir en que no todos los que viajan lo hacen por placer. 

En este sentido, el presidente de la Faevyt remarcó: “Nuevamente, nos cambian las reglas de juego, es imposible trabajar sin estabilidad, el turismo necesita planificación y reglas claras”. 

Por otro lado, desde el Foro Argentino de Consultores y Empresas de Viajes (Facve) expresaron su extrema preocupación por el cambio constante de las reglas de juego y la falta de previsibilidad que tiene el sector para operar con normalidad.

“Esta nueva medida, anunciada de forma imprevista y brindando muy poco margen de tiempo para que las empresas puedan adecuarse, pone en mayor dificultad a una industria que todavía no se ha recuperado de la enorme crisis de los últimos años”, analizaron desde Facve. 

A su vez, hicieron hincapié en que la presión fiscal que se le impone a la industria supera el 80 %, ya que al impuesto país y al 35% se le deben sumar otras cargas como el impuesto de la Dirección Nacional de Turismo, tasas (municipales, aeropuertos y otras), impuesto al cheque, IVA e Ingresos Brutos.

“Ninguna de las medidas que venimos sufriendo ha cumplido con los objetivos para las que fueron creadas y no hacen más que limitar a una industria pujante que da empleo genuino en cada rincón de Argentina”, precisaron.

También hicieron hincapié en que el déficit del Banco Central es insignificante. La confusión aquí es que contemplan todos los ítems realizados con tarjeta en moneda extranjera. “Tal como expresó Faevyt, el 75 % de esas salidas de divisas corresponde a consumos en moneda extranjera hechos a través de compras online en buena medida. El turismo propiamente dicho, pasajes, estadías y demás, es sólo la cuarta parte”, consideraron. 

“El cambio constante de reglas en el juego hace que cada vez existan menos opciones para los clientes, lo que impacta de forma contundente en el mercado y en el desarrollo de la industria”, concluyeron.