viernes, 19, agosto, 2022
Aerolineas

La intención es dar visibilidad a ocho de los principales destinos turísticos del país y generar 2000 empleos en el sector hotelero.

CORRESPONSAL EN PANAMÁ

Laurentino Cortizo Cohen, presidente de Panamá, sancionó el proyecto de ley 789, que da incentivos a la actividad turística del país. El mismo incluye varias acciones que se espera que repercutan en beneficio de la industria.

El proyecto busca incentivar la inversión y el financiamiento para el desarrollo de nuevos establecimientos de hospedaje público turístico. También pretende una ampliación de los que ya existen, incluyendo los productos turísticos y sus servicios complementarios inscriptos en el Registro Nacional de Turismo.

Entre las acciones puntuales que se pretenden llevar a cabo están la construcción de al menos 5000 nuevas habitaciones en el interior del país, en puntos donde se concentra el 80 % de los recursos turísticos.

Cortizo Cohen espera que con la ley, el turismo sea motor económico en zonas vulnerables, en las que se incluyen 141 corregimientos del plan Colmena. La actividad, asegura, puede ser una herramienta efectiva para el combate a la pobreza, por medio de la generación de empleos de calidad.

Se prevé que, con el desarrollo de proyectos en el interior del país, se podrían generar 3000 empleos en el sector construcción en los próximos dos años. También se esperarían más de 2000 en la etapa operativa de los hoteles.

Las autoridades de turismo del país buscan que los beneficios de esta estrategia, próxima a implementarse, se reflejen de forma principal en los ocho destinos turísticos prioritarios del país.

Al respecto, cabe mencionar que el turismo es uno de los principales motores económicos de Panamá. En 2019 implicó una inyección de divisas al país por 7000 millones de balboas, o 7030 millones de dólares.

La sanción de ley se llevó a cabo en el Salón Amarillo del Palacio Presidencial, en donde el primer mandatario estuvo acompañado de vicepresidente y ministro de presidencia, José Gabriel Carrizo, así como ministros, directores de entidades y presidentes de gremios empresariales.

Lo que la administración busca, según Cortizo Cohen, es que los beneficios de su aplicación beneficien lo mismo al sector público y privado.