viernes, 12, agosto, 2022
Aerolineas

Tras más de dos años, el país volvió a recibir más de 3000 visitantes para la tradicional celebración religiosa que marca el solsticio de verano.

CORRESPONSAL EN PERÚ

La fiesta del Inti Raymi, que se realiza en Perú, inicia con un ritual en que se ofrece un tributo a la Pachamama (Madre Tierra), para pedir una buena cosecha. El tributo consistió en maíz, hojas de coca, chicha y papas. Alrededor de 700 actores representaron la ceremonia y caracterizaron a las acllas, los pichaq, al inca Pachacútec y a su esposa Mama Anahuarque.

El Inti Raymi (o Fiesta del Sol) fue instaurado en 1430 por el inca Pachacútec como parte de su reorganización político-administrativa, para reivindicar una ceremonia incaica llamada Wawa Inti Raymi. En sus orígenes, la festividad duraba 15 días, en los que se sacrificaban animales y se danzaba en señal de adoración al Dios Sol.

En ese sentido, más de tres mil turistas, entre nacionales y extranjeros, tuvieron la oportunidad de disfrutar de la puesta en escena de la ceremonia de apertura de la festividad, que fue traducida del quechua a cuatro idiomas: español, francés, alemán e inglés.

La ancestral festividad se remonta a los tiempos del imperio Inca, que tuvo su período de auge en los siglos XV y XVI. Durante la colonia española dejó de celebrarse, siendo la última realización en 1535, debido a que los españoles iniciaron un proceso de eliminación de toda creencia distinta a la fe católica. Por años los nativos celebraron el Inti Raymi a escondidas de los españoles.

Por suerte, en 1944, después de 400 años, se instauró nuevamente la celebración, aunque con algunas variaciones respecto a la celebración original. En el 2001 el Inti Raymi fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación y Acto Oficial y Principal Ceremonia Ritual de Identidad Nacional, según la Ley 27431.

Actualmente, la ceremonia que se realiza en la ciudad de Cusco, se lleva a cabo en el templo Qorikancha, construcción que fue inspirada en la forma de un puma; la Plaza de Armas, antiguo Auqaypata o Plaza del Guerrero, destacándose el gran ushnu o plataforma ceremonial; y la fortaleza de Sacsayhuamán, lugar que representa el mayor centro arqueológico de la ciudad y cuyo nombre significa “sáciate halcón”.

Durante 2020 y 2021 la celebración se realizó sin público debido a la pandemia de COVID-19, y fue transmitida a través de redes sociales. Para los turistas extranjeros resulta ser una grata y asombrosa experiencia, poder experimentar en vivo y en directo la magnitud de la celebración del Inti Raymi.