miércoles, 6, julio, 2022
Aerolineas

La provincia tiene un fuerte perfil de desarrollo agrícola – ganadero que contribuye a aportar grandes valores que la potencian dentro del segmento. 

CORRESPONSAL EN EL LITORAL 

El denominado turismo rural cobró auge con la pandemia, y sigue en vigencia en varias provincias, constituyéndose ya una política de estado en cuanto a su ejercicio, planificación y gestión.

Tal es el caso de Entre Ríos, que a través de su dirección de turismo sostenible mira este nicho en su amplio abanico de posibilidades para la región, teniendo en cuenta los recursos con los que se cuenta, para gestionar propuestas atractivas al visitante.

Mensajero charló con Verónica Cassals, directora de Planificación y Desarrollo Sostenible de la provincia, sobre diferentes puntos relativos a la ruralidad.

¿Cuáles con los potenciales del turismo rural en Entre Ríos y cuál es el trabajo en conjunto entre el sector público y el privado?
– El Gobierno de Entre Ríos en el contexto del turismo actual y con los cambios de situación que ha planteado la pandemia, identifica la necesidad de visibilizar y posicionar a nuestra provincia como destino de Turismo Rural. Hace algunas décadas este segmento ya había comenzado a demostrar todo su potencial. La diversidad cultural que habita este territorio, nutrido de tradiciones, rasgos, prácticas, costumbres e idiosincrasia, conforman nuestra historia y se exhiben tierra adentro.

Al margen de poblados y ciudades, el marco rural ofrece un entorno ideal para el encuentro entre viajeros y anfitriones, y permiten generar experiencias que conectan al visitante con el campo y la naturaleza; con la cultura de pueblos originarios e inmigrantes, moldeándose mutuamente para generar paisajes y costumbres únicos y tan diversos como sus orígenes. Al moverse, es posible descubrir un interior profundo, latente, saberes y sabores que se redescubren, mitos, leyendas, historia y naturaleza: nuestra gente entrerriana.

El campo ha mutado de las tradicionales actividades productivas como la agricultura, la cría de ganado, la avicultura, la industria lechera; que caracterizaron a nuestra provincia con un fuerte perfil de desarrollo agrícola – ganadero; a reconvertir sus espacios con actividades alternativas para mejorar sus ingresos, debiendo darles otras finalidades complementarias o excluyentes.

De esta forma, surgieron muchos establecimientos antiguos que se transformaron en espacios que ofrecen servicios turísticos a los visitantes.

El Turismo Rural no sólo favorece el arraigo de jóvenes y mujeres en el entorno rural a través de la diversificación de alternativas laborales, sino también es un motor de repatriación de actores que promueven emprendimientos rurales con propuestas de turismo rural, convirtiéndose así en una forma de difundir y revalorizar las culturas, tradiciones, prácticas y saberes locales asociadas a la ruralidad.

Es así que tenemos variados ejemplos en la provincia de emprendimientos, como La Angélica en Concordia. Allí, jóvenes emprendedores vuelven al campo a desarrollar un emprendimiento de Turismo Rural que luego se complementa con la recuperación de la producción tradicional de yogur, complementando también con la conservación del Patrimonio Natural y Cultural.

¿Qué servicios y características presentan los emprendimientos de turismo rural?
– Entre Ríos cuenta con varios circuitos encadenados por establecimientos agroproductivos, almacenes de campo, estancias, bodegas antiguas o alojamientos. Estos espacios se encargan de otorgar valor a nuestra historia y traerla hasta el presente. A su vez permiten la práctica de distintas actividades como cabalgatas, almuerzos campestres, turismo rural comunitario, participación en actividades de recolección, ordeñe o elaboración de productos regionales, avistaje de aves, fogones con leyendas, visitas guiadas sobre los orígenes del lugar, recreaciones históricas, entre un sinfín de propuestas.

Desde el Ministerio de Producción, a través de la Secretaría de Turismo provincial, y la Fundación IAPSER, se organiza una Jornada de Capacitación e Intercambio de Experiencias en Turismo Rural. La iniciativa tiene como premisa demostrar al propio sector sobre el potencial de este segmento, así como explorar en profundidad y visibilizar hacia el conjunto de la sociedad, de los medios de comunicación y de los potenciales turistas, sobre las posibilidades actuales y futuras de desarrollo en este sentido.

Se articula con el INTA y el Programa de Cambio Rural para potenciar el trabajo que se realizó históricamente en el Corredor del Uruguay en Turismo Rural. Lo mismo sucede con otras entidades que promueven el Turismo Rural y Comunitario en el Sitio Ramsar Delta del Paraná, Victoria y Santa Elena. Se integran a las propuestas de Turismo Rural, emprendimientos rurales de todo el territorio provincial y Circuitos como el de Colonias Judías y Tierra de Palmares.