jueves, 7, julio, 2022
Aerolineas

En un diálogo con Mensajero, Gustavo Gaona, vocero de Celadi, comentó cómo podría afectar la falta de combustible en la venidera temporada de invierno.

Ante la escasez de combustible en gran parte del territorio nacional, las empresas de ómnibus de larga distancia comienzan a ver esta problemática como una amenaza a la temporada de invierno que se avecina. En un diálogo con Mensajero, Gustavo Gaona, vocero de Celadi, comentó que la ventaja con la que cuentan actualmente las compañías es que cuentan con bases operativas en las ciudades más importantes, y cada una de ellas cuentan con estaciones de servicio propias.

“Durante los últimos 60 días, estuvimos recibiendo menos combustible, pero la vamos llevando, acompañado de que es un momento de baja temporada. En este momento, nos salva que tenemos menos demanda. Ahora, ¿estamos 100 % salvados? No, para nada. Conectamos 1600 destinos y no tenemos 1600 estaciones de servicio“, explicó.

En ese sentido, aclaró que si bien para el fin de semana largo los ómnibus se van a poder provisionar, para las vacaciones de invierno, que son 15 días de actividad, la situación va a ser más complicada: “No se ha presentado una nota formal ante autoridades de Transporte, pero tenemos diálogo permanente con ellos y ya conocen la existencia de esta problemática. A diferencia de otras actividades, somos un servicio público y tenemos obligatoriedad de prestar los servicios, entonces tenemos que tener garantizados los insumos en todas sus variantes”.

Asimismo,  Gaona expresó que las empresas de ómnibus de larga distancia tienen una regulación que les permite adaptar la cantidad de salidas en función de la demanda, ya que tienen la obligación de presentar una cantidad de frecuencias mínimas a todos los destinos: “Ese es el problema del transporte público en general. No podemos llegar a julio, tener demanda y no prestar servicios porque no tenemos combustible. Es lo peor que podríamos hacer con la actividad tratando de recuperarse”.

“Se consigue combustible, pero el tema es el precio. Eso se está viendo, sobre todo en provincias en las que se está marcando el escenario del faltante. Operativamente, estamos atajando los penales, pero no estamos exentos”, manifestó el vocero de Celadi. Así, explicó que desde el Ministerio de Transporte se establece una banda tarifaria a partir de los costos. “Lógicamente, si los costos suben, lo que hacemos es hablar con las autoridades y decir que hay que recalcular”, analizó.