jueves, 7, julio, 2022
Aerolineas

Empresas del segmento elevaron un petitorio a Lammens para que se acelere, entre otros puntos, la obtención del certificado y la inclusión en el Previaje.

Esta mañana, las agencias de turismo estudiantil se reunieron en las oficinas de la Faevyt, en el Microcentro porteño, para acordar las medidas a tomar ante el escenario que vive el segmento. En principio se evaluaba realizar una movilización al Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, pero en un intento de la federación por calmar los ánimos se logró un acuerdo para enviar un petitorio al jefe de la cartera turística, Matías Lammens. Esta situación se da en medio del conflicto que enfrentan las agencias de viajes que no pertenecen al segmento, pero que aún tienen sus legajos suspendidos (ver nota).

La carta incluye tres puntos principales. Por un lado, que haya un pronto despacho de los Certificados Estudiantiles. Muchas agencias están siendo perjudicadas por la demora de la renovación.

Los agentes explican que creen que esto se debe a que hay distintos trámites iniciados ante la Dirección Nacional de Agencias de Viajes del ministerio, que se demoraron ante el nuevo mecanismo. Sobre esta dificultad, comentaron que se imposibilita el desarrollo normal de las actividades comerciales, provocando “severos daños”. “Si no se corrige a tiempo, la situación derivará en consecuencias graves para las agencias de viajes y los usuarios estudiantiles”, aclararon.

De acuerdo a lo que explicaron, la problemática afecta tanto a organizadores como a comercializadoras. “Se han generado incumplimientos con actuales usuarios, así como la pérdida de la chance de venta, ambas circunstancias conllevan un perjuicio comercial y económico directo, lesionando la imagen empresarial, de las agencias de turismo estudiantil y al propio ministerio. Todo lo cual, provoca un daño irreparable en el mercado turístico”, ponderaron. 

Sobre el sistema de Trámites a Distancia, puntualizaron en que hay errores que afectan tanto a los usuarios como a quienes deben utilizarlo para controlar y/o verificar la documentación presentada por los agentes de viajes estudiantiles. “Ha desembocado en una cadena de pedidos de correcciones (subsanaciones) sin fin”, destacaron.

Al hablar sobre el origen de esta problemática, comentaron que el nuevo sistema se inició con una cierta falta de capacitación en tiempo y forma para ambas partes (personal administrativo y agentes estudiantiles). “No se advierte voluntad de transitar colaborativamente el proceso de cambios. El trámite presencial con papelería física se concluyó abruptamente a pesar de no existir ninguna resolución que prohíba continuar tal método. Hoy no hay medios para que nos reciban en forma física nuestros papeles, lo cual concluye en una ineficiencia absoluta en la operatividad de los trámites”, indicaron. A su vez, hicieron hincapié en que se modificaron los canales de comunicación, que es un elemento esencial y vital, y en algunos casos no se obtienen respuestas y de recibirla, no es clara y menos aún concreta.

Otro de los ejes de la misiva es que se trabaje para crear una nueva resolución para el segmento. Entre las características que consideran que debe tener es que sea acorde a los tiempos actuales. “Nos ponemos a disposición para colaborar, a través de Faevyt, y con asesores legales y representantes idóneos para lograr adecuarla a estos tiempos, y con ello jerarquizar la calidad de los servicios que de nuestras empresas se brindan”.

Al respecto, indicaron que la actual quedó fuera de realidad y proponen que se evalúen modificaciones. “Que no suceda lo que ocurrió en 2007, que se arma, sin participación nuestra, y luego es de imposible cumplimiento, algo parecido a lo que está sucediendo actualmente, con la implementación del TAD”, remarcaron en la carta.

En tercer lugar, solicitaron al ministro que se tenga en cuenta al Turismo estudiantil en el Previaje. Al respecto, explicaron que normalmente este tipo de viajes se realiza a destinos turísticos en bajas temporadas -o en el caso del educativo a sitios con atractivos más relacionados con la capacitación- entonces las ventas se concretan con más de 10 meses de anticipación. “Necesitaríamos que el alcance del futuro programa prevea el tratamiento de esa comercialización especial a la que el sistema brinda todo tipo de garantía. Para todo lo cual, el sector espera de su atención para el año 2023”, precisaron.

En este sentido, hay que aclarar que si bien estuvo incluido en las ediciones 1 y 2 del programa, se pide que se extienda para el próximo año la utilización del crédito. “Lo consideramos una excelente herramienta que nos brindó el ministerio para activar nuestras economías, y la de los destinos turísticos con los que trabajamos dentro del país”, comentaron, aunque aclararon que en el caso del educativo no pudieron utilizarlos, ya que las clases se daban en forma intermitente, o que la iniciativa comenzó cuando el ciclo lectivo estaba terminando.