jueves, 7, julio, 2022
Aerolineas

Carlos Stefani, CEO de Assist Card, habló con Mensajero sobre el rol destacado que tiene la medicina en el turismo.

El jueves pasado, en el Four Seasons Hotel Buenos Aires, Assist Card celebró su 50° aniversario junto a colaboradores, autoridades globales y locales y profesionales del trade.

En el marco de los festejos, Carlos Stefani, CEO de la compañía de asistencia al viajero, dialogó con Mensajero y se mostró muy conforme por los logros obtenidos hasta el momento.

“Es una alegría enorme estar celebrando. No se cumplen 50 años todos los días, pero hemos tenido un timming excelente. Si esto mismo lo hubiésemos querido hacer en 2020 o 2021, sin dudas iba a ser más difícil festejar. Seguramente nos íbamos a reunir igual, pero las caras iban a ser otras. Estamos muy contentos de haber podido organizar esta fiesta, precisamente porque la industria vive un gran momento en general”, afirmó el ejecutivo.

Por otra parte, reconoció que la industria está atravesando “un gran momento”: “El turismo se está recuperando muy bien. La asistencia al viajero quedó posicionada como nunca antes. La gente ha entendido lo importante que es viajar con productos de Assist Card y lo vemos a diario en las ventas”.

Con respecto al vínculo que mantienen con las agencias de viajes, Stefani comentó que suelen tener muchas consultas por los servicios que ofrecen: “Ha habido un cambio brutal con respecto a los productos que se adquieren. Históricamente muchos pasajeros obtuvieron productos con coberturas más livianas, incluso varios la adquirían solamente cuando era obligatorio. Hoy es completamente diferente”.

Otro de los temas en los que profundizó Stefani fue la Zona Schengen: “En su momento exigía una cobertura mínima de 30 mil euros. Había clientes que no querían superar ni siquiera un euro demás. Afortunadamente, en el presente eso no pasa”.

“Estamos vendiendo un producto con un seguro por un millón de dólares y recientemente sacamos otro de tres millones de dólares. Independientemente del factor económico, es algo muy sano para el mercado, porque para nosotros no es un buen escenario el que muestra una asistencia que cuesta más que el monto de cobertura”, agregó al respecto.

“Haber podido llevar de a poco a nuestros compradores a adquirir asistencias más robustos fue algo completamente superador. Cuando vemos las diferencias de precios entre un producto con coberturas bajas y otro superior, no tiene sentido utilizar lo más barato”, sumó.

Al hacer un balance sobre los 50 años de Assist Card, Stefani remarcó que tener cada vez más liderazgo durante tanto tiempo es una sensación muy fuerte: “Seguramente hicimos más cosas buenas que malas. De lo contrario, el mercado, sobre todo en la industria de servicios que es muy exigente, no lo hubiese perdonado. Una de nuestras fortalezas, y que queremos mantener como guía para el futuro, es el priorizar al cliente en sus necesidades y estar muy cerca de cada uno de ellos”.

“Apenas se desató la pandemia, tuvimos que enfrentar la difícil decisión de resolver qué hacer con el COVID-19. Por definición, las pandemias están excluidas en las condiciones generales de este tipo de productos. Sin embargo, tomamos la decisión de quitar la exclusión y contemplar esta enfermedad en nuestras coberturas”, detalló.

“No fue fácil, en su momento no había tanta información al respecto, pero de algún modo sentíamos que no cubrir algo vinculado al coronavirus representaba vender un producto que quedaba totalmente desnaturalizado. Ese ejemplo puntual que no se da todos los días de algún modo mostró nuestro espíritu que es tener un servicio cercano y útil para el cliente”, ejemplificó.

“Los viajes son sinónimo de alegría y optimismo para todo el mundo y a nosotros, como asistencia, nos toca ir por otro lado. Desgraciadamente los malos momentos suceden, pero lo importante es que nosotros tenemos la chance de que esos efectos negativos sean mucho menores. La pandemia y la mutación hacia mejores productos han jugado a favor de la situación actual que atraviesa la compañía”, indicó el ejecutivo.

En relación a la telemedicina, Stefani remarcó que estaba un tanto “estancada”, pero hubo un giro por completo: “Por distintas razones, ante la opción de tener una asistencia relativamente inmediata, los clientes preferían que un médico los vaya a ver al hotel o incluso terminar en una clínica. De cierta manera, la pandemia vino para resolver esto, porque se dio esta situación curiosa de que mucha gente ya no quería ir a un sanatorio por temor a contagiarse o porque no les inspiraba confianza que un doctor pase a la habitación para revisarlos”.

“Con todo esto, la medicina virtual tuvo un boom increíble. De algún modo nos motivó para seguir avanzando en todo lo que tiene que ver con autogestión y con facilitar el uso de la tecnología para todos los usuarios de cualquier edad”, indicó Stefani.

Al hablar sobre las principales áreas que se han visto favorecidas por la pandemia, el CEO de Assist Card reconoció que la compañía pudo afianzarse durante estos últimos años: “El sector se está recuperando, pero aún hay limitaciones, como por ejemplo con la oferta de vuelos. Lo que hemos logrado, gracias a la pandemia y a la presencia que tuvimos durante este tiempo, es aumentar muchísimo la penetración. Es decir, hoy viajan menos pasajeros, pero más gente compra nuestro producto. Todo eso, sumado a que se venden coberturas más robustas, nos lleva a estar en mejores condiciones económicas en comparación a la que teníamos en 2019”.

“Hoy tenemos proyectos bastante ambiciosos en lo que refiere a la prestación de servicios, sobre todo en términos tecnológicos. En el segundo semestre haremos varios lanzamientos para que la asistencia sea cada vez más fácil y cercana a todos nuestros clientes”, finalizó Stefani.