jueves, 26, mayo, 2022
Aerolineas

En una de las charlas se puso sobre la mesa la necesidad de dar un debate sobre si es real el déficit de la balanza de pagos de turismo. 

A pesar de que ciertas cuestiones como las cuotas sin interés en viajes al exterior y el cepo al dólar no estaban dentro de la agenda de talleres del Congreso de Agentes de Viajes que se realiza hasta mañana en El Calafate, los temas surgieron en varias charlas. 

Una de ellas fue la que encabezó Pablo Singerman, director del Observatorio Económico de Agencias de Viajes de la República Argentina. A raíz de datos que brindó en su presentación, algunos de los  oyentes plantearon la problemática histórica que tiene el sector y es la referida a las compras por turismo en dólares que se visualizan en la balanza de pagos. 

“Se busca instalar que la fuga de divisas es por culpa de la actividad para no decir realmente de quién es la fuga”, indicó Singerman. En este sentido, detalló que se estima en un 40 % la cifra de gastos que no pertenecen a turismo, dentro del Mercado Único de Cambios. 

Por eso, puntualizó en lo importante de desagregar este índice, porque si no, lo que ocurre es que hay una estigmatización de la actividad. Incluso, por definición, hay una discusión sobre qué gastos son de la actividad directamente. Un ejemplo de ello es sobre cuándo se pueden incluir los diferentes tipos de adquisiciones en moneda extranjera como turismo de compra.  

Lógicamente, esto llevó a la otra cuestión que preocupa a los agentes de viajes emisivos y es lo referido a la ausente posibilidad de realizar compras de turismo en cuotas. “Se demostró que la medida no frenó la fuga. Por eso pedimos transparencia”, insistió Singerman. A su vez, a la discusión de sí es posible o no medir realmente qué compras pertenecen a turismo, afirmó que para él sí se puede.

Aún así, puntualizó en que no habría problema en asumir que si hay un déficit en la balanza de pagos se puede discutir, pero no se puede llevar a cabo sobre una base que es irreal. “Argentina se debe el debate sobre el dólar. No nos estamos dando esa posibilidad, independientemente de las ideas.”, insistió. y agregó: “Supongamos que es deficitario el turismo, bueno, pero veámoslo”. 

Siguiendo con esta línea, también surgió que es muy difícil de discutir la problemática a nivel gubernamental porque hacia dentro del turismo no hay un acuerdo. Es decir, dentro de una misma actividad, las medidas vinculadas con el dólar pueden beneficiar o impactar negativamente; por un lado al emisivo y por otro, al receptivo.