jueves, 26, mayo, 2022
Aerolineas

Las propuestas estarán en la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an, en Sierra La Laguna y en Oaxaca.

CORRESPONSAL EN MÉXICO 

En México, el turismo es cada vez es más consciente del medio ambiente. Ahora, como parte de la estrategia estatal llamada México Renace Sostenible, se ha anunciado la creación del programa Kuxatur, a través del que se pondrán en marcha circuitos turísticos sostenibles.

Autoridades de la Secretaría de Turismo, encabezada por Miguel Torruco, dieron a conocer que estos circuitos estarán en la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an, en Quintana Roo; la Reserva de la Biósfera Sierra La Laguna, de Baja California Sur, así como en las playas de Huatulco, en Oaxaca.

Dichos destinos, si bien son conocidos por el turismo nacional, no lo son tanto hacia el exterior. De hecho, la implementación del programa también busca poner una luz distinta sobre ellos.

Kuxatur cuenta actualmente con un financiamiento de 7.4 millones de dólares por parte del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), y contará con una alianza de trabajo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Trabajo previo
La planeación del proyecto se ha trabajado desde hace unos años. Durante 2021 se logró poner en marcha ocho consultorías, enfocadas en el desarrollo e implementación de estrategias de funcionamiento, lo mismo en la tierra, que en el mar.

Este 2022 se buscará diseñar una Norma Oficial Mexicana (NOM) que incluya criterios de biodiverdidad. Se espera que con esto se pueda regular correctamente a los prestadores de servicios turísticos.
Lo que se apunta con Kuxatur, de acuerdo con Torruco, es demostrar que el movimiento turístico en México puede ir totalmente acorde con el medio ambiente. Las condiciones en que se encuentra actualmente el planeta vuelven mandatorio cubrir este aspecto, gracias a que se puede asegurar por más años la continuidad biológica y hasta cultural de los destinos.

La Sectur de México hizo hincapié en que la parte social no puede dejarse de lado, ya que debe lograrse un equilibrio entre los usos y costumbres de los pueblos originarios, y las mejores prácticas de cuidado a nuestro entorno.