jueves, 26, mayo, 2022
Aerolineas

Profesionales de CABA se manifestaron en el Cementerio de la Recoleta en contra de la tarifa que los grupos deben abonar para recorrerlo. Legisladores se suman a la causa.  

La mañana del Jueves Santo encontró a 50 guías turísticos de la Ciudad de Buenos Aires movilizados en el frente del Cementerio de la Recoleta. La consigna fue clara, el rechazo al cobro de entrada para quienes visiten la necrópolis porteña a través de una salida grupal.  

“La medida resulta excluyente y aplicada totalmente a destiempo, perjudicando gravemente al sector turístico en general y a las y los guías de turismo en particular”, expresaron desde la sede que nuclea a los profesionales porteños. 

Durante la protesta, los guías solicitaron la postergación de dicha medida por un plazo mínimo de dos años: “Atendiendo a lo afectado que el sector turístico receptivo de Buenos Aires está luego de dos años de inactividad total y la falta de asistencia absoluta por parte del Gobierno de CABA y su Ente de Turismo, actualmente a cargo de Lucas Delfino, pero en similar sintonía de inacción y desidia con la gestión de Gonzalo Robredo a cargo del organismo hasta diciembre 2021”. 

 

El conflicto ya lleva más de 15 días y se originó cuando desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunciaron que se iba a cobrar una tarifa para extranjeros y locales que vayan a visitar el cementerio como parte de una excursión guiada. La problemática también alcanza a las agencias de viajes receptivas (ver nota) que ya comercializaron las salidas y ahora tienen que absorber dicho monto. Durante la semana circuló el rumor de que el ente porteño iba a disponer que la medida quedara en pausa durante abril y mayo para dar mayor previsibilidad al momento de comercializar el circuito, pero la posibilidad quedó en solo un rumor.  

Durante la movilización de los guías, se intentó presentar una carta en la que se solicita postergar el cobro del arancelamiento. “Nos dijeron que no había nadie en mesa de entrada para recibirla. Nos dijeron que nos la recibían, pero que nadie la firmaba y que se la daban a alguien, pero que tampoco nos iban a decir el nombre de quién la iba a recibir. Preguntamos si el lunes podría ser, nos dijeron que no y que no iban a formar ninguna notificación”, explicó a Mensajero Marta Laudani, una de las voceras de los guías. 

En este marco, los manifestantes pidieron el libro de quejas: “No hay mesa de diálogo, porque se han desentendido, ni contestan los mails. No hay interacción con el ente, al cual también le hemos pedido reuniones y en este caso ni siquiera nos reciben un petitorio. Vamos a intentar continuar con el proceso de visibilización los próximos fines de semana hasta conseguir algún tipo de respuesta por parte del conjunto de los organismos”.

Ante este escenario en el que no tienen respuesta, Laudani comentó que la próxima semana se van a reunir en la Legislatura porteña, ya que les ofrecieron generar distintos proyectos de ley o pedidos de informes sobre el fondo de Garantía Turística, que es el que se constituye con este dinero que se empieza a cobrar en la entrada. “También, nos ofrecieron lo mismo desde la Cámara de Diputados, aunque como aún no está confirmado no queremos dar información en concreto”, cerró la vocera.