jueves, 26, mayo, 2022
Aerolineas

El Cementerio de la Recoleta cobrará la entrada para turistas extranjeros y nacionales que vayan en grupos. Mario Ijelman, de la Aviabue, habló sobre la medida.

Desde el lunes 4 de abril, el Cementerio de la Recoleta comenzará a cobrar la entrada para turistas nacionales y extranjeros. Esta medida generó mucho malestar en los operadores turísticos, ya que las visitas a este lugar están incluidas en tours que ya comercializaron. De esta manera, tendrían que absorber el monto.

De acuerdo a lo anunciado por CABA, los turistas extranjeros que hagan el recorrido en grupos deberán abonar 1400 pesos, mientras que los visitantes nacionales que vayan tendrán que pagar 700 pesos.

Lo llamativo es que los argentinos que quieran asistir a este espacio de forma individual, los jubilados y los estudiantes de todos los niveles de escuelas del Gobierno Porteño seguirán sin tener que pagar entrada.

Es importante recordar que la medida ya estaba fijada en la ley 4977 de 2014, la cual estableció el Fondo de Garantía Turística de los Cementerios de CABA.

En este contexto, Mario Ijelman, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (Aviabue), habló con Mensajero y dejó en clara su disconformidad con la medida: “Es un despropósito cobrar la entrada al Cementerio de la Recoleta, además de pedir DNI para verificar la residencia de pasajero”.

“No es el momento para que se haga este cobro. Estamos haciendo todo el esfuerzo para que Argentina, y sobre todo Buenos Aires, retomen los niveles de la prepandemia, pero todavía estamos muy alejados de que esto suceda”, agregó al respecto.

Al analizar el presente que atraviesa el turismo argentino, el dirigente remarcó que “la gran competencia a nivel mundial gira en torno a los precios”. “Si son buenos, podemos absorber más turistas, pero si son malos, es más difícil”, sumó.

Otro de los puntos que resaltó el presidente de Aviabue fue el poco tiempo de anticipación que tuvieron al enterarse sobre esta acción: “Este tipo de medidas para el turismo receptivo tienen que ser tratadas con bastante antelación. Los operadores llevaron a Fitur y a Anato los tarifarios válidos de acá hacia fin de año, incluso en algunos casos hasta abarcaban la temporada 2022/2023. En esos precios no se incluyó ningún tipo de cobro de entrada al Cementerio de la Recoleta. Por desgracia, el operador tendrá que absorber ese costo por pasajero”.

Por último, es importante remarcar que el dirigente desligó de todo tipo de responsabilidad al Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires. “No podemos andar cambiando las reglas de juego porque perdemos seriedad. Mínimamente, tenemos que respetar el año calendario. Quien haya decidido esto sinceramente no sabe nada de la actividad turística, tal vez sepa de cementerios solamente”, subrayó.