miércoles, 6, julio, 2022
Aerolineas

Para los indígenas del pueblo Zenú, el reconocimiento conseguido, representa la oportunidad de abrir nuevos mercados.

CORRESPONSAL EN COLOMBIA

El Resguardo Indígena Zenú de San Andrés de Sotavento se encuentra ubicado entre los departamentos de Córdoba y Sucre. Los zenúes son un pueblo amerindio que solía caracterizarse por la orfebrería y la alfarería y eran muy reconocidos por sus adornos de oro fundido y batido. A partir de la incursión de los españoles a su territorio, se perdieron muchos conocimientos ancestrales, entre ellos su idioma nativo.

Sin embargo, algunas prácticas ancestrales lograron sobrevivir y en la actualidad, nuevamente destacan por sus prácticas artesanales. Es que este grupo indígena, es el responsable de la elaboración del reconocido sombrero vueltiao, uno de los productos más representativos de Colombia, cuya fabricación se hace a partir del trenzado de fibras de caña flecha, una pequeña palma propia de regiones húmedas y pantanosas del país. Son diversos los productos que se fabrican con la técnica de trenzado de la caña flecha, entre los que se encuentran bolsos, muebles, zapatos, billeteras, lámparas, pulseras y artículos para el hogar.

Para los indígenas del pueblo Zenú, el reconocimiento conseguido, representa la oportunidad de abrir nuevos mercados que les permita beneficiar a las personas que sobreviven gracias a la comercialización de los productos elaborados a base de caña flecha en la región.

Con el acompañamiento técnico del Ministerio de Cultura, las comunidades indígenas elaboraron el Plan Especial de Salvaguardia, proyectado a diez años como un acuerdo social construido de manera participativa con los portadores de tradición y gestores de esta manifestación cultural.

La ministra de Cultura, Angélica Mayolo, dijo: “La declaratoria como patrimonio de los colombianos del trenzado en caña flecha es un reconocimiento a las comunidades del Resguardo Indígena Zenú de San Andrés de Sotavento de Córdoba y Sucre, a sus prácticas y conocimientos ancestrales. Quiero resaltar el invaluable trabajo desarrollado por el Cabildo Mayor Regional del Pueblo Zenú y los portadores para fortalecer y promover nuevas acciones que permitan asegurar la salvaguardia de esta manifestación”.

Asimismo, la ministra manifestó: “Desde el Ministerio de Cultura continuaremos apoyando la implementación del Plan Especial de Salvaguardia de esta manifestación cultural, a través de acciones concertadas entre los portadores de esta práctica, con el objetivo de salvaguardar la transmisión intergeneracional de estos conocimientos y promover su producción sostenible ambiental y socialmente”.

Para el pueblo Zenú el concepto de “trenzado” se constituye en el centro de aquello que los determina como una colectividad diferente a otras en ámbitos como su cosmogonía y cosmovisión, y se encuentra presente en todos los espacios de su vida social y cultural.

El trenzado en caña flecha es un conocimiento tradicional ancestral que pervive desde tiempos prehispánicos y se configura como un aspecto importante de reafirmación étnica, de resistencia y de identidad, de los niños, mujeres y hombres que conforman esta comunidad.