miércoles, 6, julio, 2022
Aerolineas

El destino presenta una excursión que mezcla naturaleza, historia y aventura, dura tres horas y se recorren 40 km. Esta salida a Cerro Avanzado se realiza en una camioneta 4×4. 

La excursión a Cerro Avanzado es en una camioneta 4 x 4 y comienza con un recorrido por la zona sur de Puerto Madryn, un city tour con visita a Punta Cuevas y el monumento histórico El Indio Tehuelche. Luego, un breve recorrido por playa Káiser y puntos panorámicos, por caminos no convencionales subiendo y bajando por cañadones. También se realiza interpretación de zonas intermareales, pasando por Playa Paraná donde se ve el “Folias” (barco hundido en estas costas donde se practica buceo).

Son solo 17 km de Puerto Madryn para llegar al Cerro Avanzado. Durante todo el recorrido se transita por huellas de campo, médanos y acantilados. En el camino se realizan también reconocimiento de restingas y fósiles marinos, formaciones sedimentarias de millones de años que conservan entre sus estratos geológicos restos fósiles de ostras y vertebrados marinos, que son parte del invalorable patrimonio paleontológico de la zona.

También se realiza interpretación de la flora del lugar, hasta llegar al punto panorámico Cerro Avanzado, donde se hace un mini reconocimiento del lugar caminando. El Cerro se encuentra a 102 m.s.n.m. y desde ese punto se puede observar toda la Península Valdés y el Golfo Nuevo. Hacia la derecha se observa Punta Ninfas y sobre el otro sector de la boca se puede ver el Faro Morro Nuevo. Para quienes busquen una conexión con la naturaleza, es un lugar donde el silencio y los paisajes invitan a respirar hondo y relajarse.

Allí arriba se filmó una de las escenas emblemáticas del cine argentino, incluida en la película Caballos Salvajes, en la que el personaje de Héctor Alterio grita con sus brazos abiertos: ¡“La puta que vale la pena estar vivo”!

La excursión se puede hacer todo el año, se recorren aproximadamente 40 km y tiene una duración estimada de 3 horas. Se hace por la mañana y también hay una opción al atardecer con picada de mariscos y vinos.

Dependiendo de las mareas, se puede combinar también con la visita a la Reserva Natural Protegida Punta Loma, donde hay un apostadero de Lobos Marinos de un pelo.