Argentina: tres propuestas de verano en Gualeguaychú

Argentina: tres propuestas de verano en Gualeguaychú

El Inprotur hizo un repaso por la oferta de la ciudad entrerriana, que en plena temporada se muestra como un destino ideal para una escapada.

A 25 kilómetros de la frontera con Uruguay descansa un oasis verde repleto de propuestas para sacarle el máximo provecho al verano latinoamericano. Se trata de Gualeguaychú, la tercera ciudad más poblada de Entre Ríos y sede de una energía distintiva por su alegría y color. El motivo principal es que funciona como sede de uno de los carnavales más increíbles del mundo, que porta el mismo nombre que la urbe que lo aloja. Porque el Carnaval de Gualeguaychú tiene sello registrado y los disfraces, música, bailes y tradiciones celebran lo mejor de la cultura local.

Y como buen destino de verano, rebalsa de ofertas para turistas que están dispuestos a absorber la magia entrerriana. Es por eso que el Instituto Nacional de Promoción Turística realizó un listado con tres propuestas imperdibles en un viaje a la ciudad litoraleña.

1. Carnaval de Gualeguaychú
El Carnaval del País es un show a cielo abierto que hace bailar hasta al más escéptico. El evento se alza en este destino y lo posiciona como un imperdible para quienes estén en busca de música y baile dos condimentos que no faltan. Todos los sábados de enero y febrero, cinco comparsas entran en escena para competir en un espectáculo único para todos los sentidos. Colores intensos, danzas excéntricas, máscaras, plumas y disfraces son los protagonistas de jornadas en donde la premisa es vibrar con la música y sentir los ritmos latinos a flor de piel. Las icónicas carrozas desfilan por la ciudad mientras los bailarines decoran la escenografía, transmitiendo alegría al público.

La celebración, que comenzó a fines del siglo XIX pero despegó en 1977 con la construcción del corsódromo, da comienzo en enero y encuentra su auge en febrero, durante varios días decretados feriados. En esas fechas los turistas inundan las calles de Gualeguaychú y se vive una energía de júbilo que da cuenta de lo que se está por vivir: una función sin precedentes en el mundo.

2. Playas y balnearios
El verano es sinónimo de arena y agua. Y Entre Ríos sabe bastante del tema. Así que si hay algo que sobra en esta localidad son espejos cristalinos para refrescar el cuerpo y disfrutar de la temporada estival.

De playas amplias y blancas. Con aguas del río Uruguay o río Gualeguaychú. El objetivo siempre es el mismo: calentarse con el rayo del sol, tomar unos mates con los acompañantes de turno y mojar los pies en la orilla. ¿Cuáles son los mejores lugares para hacerlo? El balneario Ñandubaysal, con árboles típicos de la ribera entrerriana, sombrillas de paja y playas de suaves pendientes. El Solar del Este, por su parte, regala 200 metros de playa con la posibilidad de shows en vivo y camping con carpas para completar la experiencia. En la ribera del río Gualeguaychú se encuentra el Balneario Norte, con opciones para alquilar embarcaciones y sumergirse en sus aguas.

3. Termas de Gualeguaychú
Un complejo termal a pocos minutos del centro de la ciudad se posiciona como la alternativa ideal para unas vacaciones de relajación y calma. El predio de 20 hectáreas cuenta con mucha vegetación, piletas entre 34 y 40 grados y otras a temperatura ambiente, además de servicios de belleza y salud para completar la vivencia. El spa está preparado para brindar una experiencia de lujo con masajes, máscaras y cosmetología.

Además, está la alternativa de alojarse dentro del lugar en el hotel, dormis y bungalows, que combina perfecto con las opciones de restós y proveedurías del espacio. Si el plan involucra a los más chicos, el parque acuático que se habilita en verano es la solución perfecta para ocio y diversión al mismo tiempo.

Mensajero Web