Según IATA, el tráfico aéreo mejoró en noviembre

Según IATA, el tráfico aéreo mejoró en noviembre

Desde la asociación expresaron que es posible que la variante Ómicron afecte la operación en los próximos meses.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció que la recuperación de los vuelos continuó en noviembre de 2021, previo a la aparición de la variante Ómicron. Asimismo, aclararon que si bien la demanda internacional mantuvo una tendencia ascendente a medida que se reabrieron más mercados, el tráfico doméstico se debilitó, en gran parte, debido al endurecimiento de las restricciones de viaje en China.

De esta manera, IATA elaboró una comparación de los resultados de noviembre con la misma época pero de 2019 (teniendo en cuenta que en 2020 la actividad fue sumamente inferior por el impacto del COVID-19). El balance indica que la demanda total de viajes aéreos en noviembre de 2021 (medida en pasajeros/kilómetros de ingresos o RPK) disminuyó un 47 %, lo cual muestra un repunte frente a la contracción del 48,9 % de octubre de 2019.

Además, mostraron que los viajes aéreos nacionales se deterioraron ligeramente en noviembre después de dos mejoras mensuales consecutivas. Los RPK cayeron un 24,9 % frente a 2019, que había tenido una disminución del 21,3% en octubre. Por su parte, la demanda de pasajeros internacionales estuvo en un 60,5 % por debajo de noviembre de 2019, superando la caída del 64,8 % registrada en octubre.

Willie Walsh, director general de IATA, sostuvo: “Desafortunadamente, los gobiernos reaccionaron de forma exagerada ante la aparición de la variante Ómicron a finales de noviembre y recurrieron a los métodos probados y fallidos de cierre de fronteras, pruebas excesivas a los viajeros y cuarentena para frenar la propagación”.

“No es sorprendente que las ventas internacionales de boletos realizadas en diciembre y principios de enero cayeran drásticamente en comparación con 2019, lo que sugiere un primer trimestre más difícil de lo esperado. Si la experiencia de los últimos 22 meses ha demostrado algo, es que existe poca o ninguna correlación entre la introducción de restricciones de viaje y la prevención de la transmisión del virus a través de las fronteras. Y estas medidas suponen una pesada carga para las vidas y los medios de subsistencia”, agregó.

Mensajero Web