martes, 18, enero, 2022
Fitur2022

Pepe Calogero, socio gerente de Top Dest, habló con Mensajero sobre el presente que vive la compañía y el futuro inmediato del turismo.

El camino que tuvieron que atravesar tanto los operadores mayoristas como las agencias durante los últimos 20 meses ha sido difícil. Entre el tiempo de inactividad, los intentos por sostenerse económicamente y la necesidad de adaptarse a la nueva realidad, el sector debió tener la cintura suficiente para no quedar en el camino. En ese sentido, Pepe Calogero, socio gerente de Top Dest, comentó que recién el pasado 18 de octubre la compañía pudo volver a la presencialidad: “Pasaron muchos meses en los que hicimos todo lo que teníamos que hacer”.

La sorpresa por el cierre en marzo de 2020, las repatriaciones, la reubicación de pasajeros, las capacitaciones y una nueva serie de restricciones en 2021 forman parte del flashback que Calogero hizo ante Mensajero en el marco de la Feria Internacional de Turismo: “Y llegamos acá. A un nuevo comienzo, a una refundación de las empresas, a una readaptación de la situación, a crear nuevos rumbos, a buscar mucha creatividad y a sumar tecnología. Estamos en ese camino, que creemos que es el correcto”.

En el marco de la reactivación, el empresario destacó el trabajo de su equipo de trabajo y mencionó que se encuentran trabajando en el proyecto de la marca blanca: “Hemos comenzado a integrar agencias en nuestro sistema, para que el pasajero pueda vincularse con su agente y nosotros estemos atrás como soporte”.

Por otra parte, Calogero remarcó la importancia de la FIT, debido a que los privados tuvieron la oportunidad de reencontrarse luego de dos años: “Hay referentes que vienen del interior y muchos de ellos son clientes nuestros. Es la única oportunidad que tienen para venir a Buenos Aires a contactarse con trabajadores de la industria, ya sea para buscar a sus proveedores o para generar nuevos negocios”.

“Si bien nosotros tenemos las oficinas abiertas para que el que quiera pueda visitarnos, poder anunciar nuestra presencia era importante. Además, es la feria más grande de América, así que ¿cómo no íbamos a apoyarla?. Me parece que si todos hiciéramos lo mismo, tendríamos una FIT incluso más grande”, agregó.

Sin embargo, el socio gerente de Top Dest llevó a las palabras la problemática que significa para la compañía la falta de previsibilidad que trae aparejada el no poder tener la accesibilidad a todas las operaciones aéreas: “Cuando se hace el análisis de las frecuencias, se encuentra con una limitación importante. Una aerolínea necesita entre 45 y 60 días para poner un vuelo a la venta. Estamos en diciembre y ya no se puede poner nuevos servicios, por lo que la temporada ya está jugada”.

Por otra parte, Calogero sostuvo que, económicamente hablando, Top Dest está atravesando un buen presente y remarcó el orgullo que siente por cómo se comportó la compañía con su gente. “Para mí lo peor ya pasó, de ahora en más es cuestión de sumar”, apuntó.

Finalmente, puso de manifiesto su parecer respecto de las últimas medidas implementadas por el Banco Central que afectaron a la actividad turística: “Ya en años anteriores se hablaba de que había una balanza comercial que no cerraba entre los dólares que entraban y los que salían por turismo, y se demostró que no es así. El problema es el e-commerce, porque en Argentina está tipificado como turismo la compra con tarjetas de crédito cuando se trae un producto del exterior y eso suma mucho más dinero de lo que realmente es. Esto ya se sabe”.

Nosotros somos una parte muy importante de la economía argentina, y el turismo es un canal de ida y vuelta. Eso es lo que me parece que no se está pensando, porque, por un lado, dice que quieren que vengan muchos turistas, pero, por otro lado, no se están dando las condiciones aéreas para que suceda. Entonces estamos generando mucho turismo interno, lo cual me parece maravilloso, pero entramos en un círculo del que es difícil salir, y si no se corrige ese turismo receptivo, esos dólares no van a ingresar”, concluyó el empresario.

El mensaje de Pepe Calogero a los trabajadores del turismo