martes, 18, enero, 2022
Fitur2022

Rocío González Oliver, gerente comercial de Loi Suites Hoteles, habló con este medio y se refirió a las últimas novedades de la compañía.

A lo largo del año pasado y durante algunos meses de 2021, el turismo vivió la peor crisis de su historia desde el inicio de la pandemia de COVID-19. En ese sentido, la hotelería nacional debió sortear ciertos obstáculos para subsistir a sabiendas de que la actividad, por momentos estuvo paralizada, sin dejar de lado los cierres de fronteras que impidieron la captación de viajeros internacionales. Sin embargo, algunas cadenas hoteleras supieron reinventarse, y finalmente salieron adelante gracias al esfuerzo y al compromiso que pusieron todos sus colaboradores.

Un claro ejemplo es el de Loi Suites Hoteles que ya lleva 50 años de trayectoria en el país, y en esta oportunidad, Rocío González Oliver, gerente comercial de la cadena, habló con Mensajero sobre la actualidad de cadena: “El balance es muy positivo. El turismo tuvo una pausa, pero ahora ya está al 100 % y por eso fuimos a la 25.ª edición de la FIT. Fue un reencuentro de todo el sector, volvimos a vernos y pudimos mostrar los productos de una manera distinta. Venimos de un año en el que trabajamos mucho con el público nacional y nos parece que este encuentro puede ser el principio de recuperar la actividad internacional, tanto en países limítrofes como cualquier otro a nivel mundial”.

Por otra parte, la ejecutiva, quien desembarcó en Loi Suites en septiembre de 2015, dejó en clara cuál es su visión con respecto al comportamiento que hay que tomar en la actividad durante los meses que aún restan de pandemia: El turismo despegó nuevamente, aunque hay que tomar ciertas precauciones. El virus todavía está entre nosotros y va a seguir estando. Simplemente, me parece que hay que aprender a convivir con él. Nuestra industria no tiene que volver a estar en pausa, ya estuvo muy golpeada y por suerte pudo salir adelante“.

Al hacer referencia sobre el trabajo realizado hasta el momento y los conocimientos que adquirieron los trabajadores de Loi Suites, González Oliver resaltó que las capacitaciones fueron fundamentales: “Los colaboradores de cada uno de los hoteles lo han tomado muy bien y se adaptaron enseguida, fue una concientización muy rápida. Lo virtual realmente sirvió, pero el gran desafío era poner en práctica todo lo aprendido. Por suerte los huéspedes que recibimos en un primer momento cumplieron con las normativas y las medidas de higiene y seguridad; era una cuestión de respeto mutua”.

Durante la charla, la ejecutiva explicó cómo es la operativa a nivel nacional: “Como cadena tenemos cuatro hoteles en tres destinos: dos en la Ciudad de Buenos Aires, uno en Puerto Iguazú y otro en San Martín de los Andes. Los fines de semana largo estamos literalmente al 100% de ocupación en el interior del país. Sin embargo, el resto de los días quizás llegamos a un 80% porque los argentinos ya tomaron como costumbre el hecho de viajar en cualquier momento del año, además de descansar cinco o siete días”.

Buenos Aires es el destino que más nos cuesta trabajar, principalmente porque la pandemia se vivió de otra forma y porque las salidas fueron más paulatinas. Por el tipo de hoteles que tenemos generalmente hay mucho público internacional, por lo tanto, tuvimos que readaptar propuestas atractivas para la actividad nacional y local, sumó.

En una parte de la entrevista, González Oliver destacó el crecimiento en las redes sociales de Loi Suites: “En Instagram tuvimos un boom del 80 %. En Brasil y en Paraguay había un muy buen movimiento, pero en nuestro país todavía no marcábamos la diferencia. Afortunadamente, la pandemia hizo que los argentinos se volcaran mucho a esta aplicación. De cierto modo, nos vimos obligados a estar activos durante los primeros meses de encierro. No queríamos que se olviden de la cadena, nosotros seguíamos estando presentes. En todo momento buscamos que se mantenga esa necesidad de viajar y por eso generamos contenidos sabiendo que los pasajeros no podían venir al hotel en lo inmediato”.

Con respecto a medidas como el Previaje, la gerente comercial de Loi Suites afirmó que “ayudó mucho”, aunque también reconoció que “no va a ser eterno”. De todos modos, también admitió que la disposición del BCRA que refiere a la prohibición de la venta de servicios turísticos en cuotas sin interés “sirve principalmente para que los turistas puedan vacacionar en Argentina”. “Tenemos hoteles y productos de lujo, de categoría, que permiten que puedan elegir a Loi Suites para una estadía, sin la necesidad de irse al exterior”, puntualizó.

“Con respecto a las cuestiones más negativas de las medidas, a largo plazo, así como el argentino no puede ir a otro país, me parece que los extranjeros tampoco van a poder venir. Es muy necesario contar con los dos públicos, tanto el nacional como el internacional. No se puede ni tampoco queremos vivir solamente con un tipo de mercado, un mix sería lo ideal”, aclaró.

Al detallar los objetivos a largo plazo, González Oliver confirmó que Loi Suites seguirá buscando más mercados y clientes, aunque posibles cambios como el cierre de fronteras o las nuevas cepas de COVID-19, entre otras cuestiones, implican que muchas planificaciones no puedan concretarse.

Casi al finalizar la charla, la gerente comercial de Loi Suites se mostró muy conforme con el lanzamiento de una nueva unidad de negocios como Loi Flats: Este servicio consiste en departamentos de alquiler temporario. Lo inauguramos en la capital de Neuquén, es un edificio con pisos amueblados. Con esta nueva marca, junto a la cartera corporativa, más el público directo, queremos empezar a brindar algo diferente. Hay pasajeros que tal vez no quieren un hotel y prefieren un departamento para tener independencia al 100%”.

“Con respecto a los diferenciales, se destaca el hecho de ofrecer un alquiler por un día o un mes, por ejemplo. La limpieza está incluida, la atención es personalizada las 24 horas, los siete días de la semana y demás. Hay una persona que se encargará de ayudar al huésped durante toda la estadía, con la ventaja de tener independencia en un departamento de dos ambientes, con baño, parrilla y balcón”, finalizó.