martes, 18, enero, 2022
Fitur2022

La federación presidida por Gustavo Hani evalúa la posibilidad de recurrir a la Justicia ante la decisión del Gobierno de prohibir la venta de viajes al exterior en cuotas sin interés.

Ayer a la noche, a través de un comunicado, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt) no descartó la chance concreta de recurrir a la Justicia contra la decisión del Gobierno nacional de prohibir la venta de viajes al exterior en cuotas.

“Es una medida que impacta directamente sobre nuestro sector golpeando especialmente a las agencias más pequeñas”, afirmaron en el comienzo del escrito.

La entidad que nuclea a más de 5000 agencias de viajes argentinas fue muy crítica, ya que está en desacuerdo con el modus operandi del Gobierno nacional. “En medio de la peor crisis que ha atravesado la industria turística en su historia, de la que está siendo tan difícil salir adelante, y cuando pensábamos que ya no podía pasar nada más, nos encontramos con una decisión del Banco Central que impacta de lleno sobre las agencias de viajes y turismo. Es una medida que no hará más que perjudicar a la industria turística, motor de la economía argentina, y a los ciudadanos que quieren o deben viajar”, detalla.

En diálogo con Mensajero Tur´istico, fuentes cercanas a la entidad explicaron que están evaluando la jurisprudencia y en particular el artículo 14 de la Constitución nacional que se refiere a la libre circulación de los argentinos, ya que consideran que esta medida del BCRA está dificultando esa situación.

Por otra parte, desde la federación presidida por Gustavo Hani no descartaron llevar este caso a la Justicia: “Nuestro equipo legal ya está evaluando accionar por vía judicial frente a semejante discriminación que podrá, incluso, traer como consecuencia idénticas decisiones de otros países hacia el nuestro”, reconocieron.

Además, sostuvieron que nuevamente se da un ataque sobre los consumidores de viajes y las empresas, que en su gran mayoría son pequeñas y medianas que aún no han podido recuperarse de las consecuencias económicas del COVID-19 y ahora reciben otro impacto sobre sus negocios que son, ni más ni menos, que su fuente de subsistencia. Una medida intempestiva e inédita, que va contra toda lógica.

Por último, desde Faevyt señalaron que el 65% del valor de los servicios turísticos en el exterior se lo queda el Estado en una sola cuota. “Se siguen mermando las oportunidades de una industria que no hace más que poner el hombro y traccionar empleo genuino a lo largo y ancho de toda la Argentina”, finalizaron.