lunes, 29, noviembre, 2021
CubaOnLine

Mario Peña, ministro de Turismo y Deportes, presentó las novedades y los trabajos a realizar en torno al segmento.

En el marco del Encuentro Nacional de Turismo de Vino, que se lleva adelante en San Juan, y en el marco del día nacional del vino en todo el territorio nacional, Salta participó de la cita con la intención de compartir su experiencia en el enoturismo y mostrar los proyectos que el Gobierno provincial se encuentra llevando adelante en infraestructura, promoción y desarrollo de la industria.

En ese sentido, Mario Peña, ministro de Turismo y Deportes, presentó la historia de la Ruta del Vino más alta del mundo, que cuenta con antecedentes que se remontan a la llegada de los jesuitas a tierras salteñas en el siglo XVII. Cabe mencionar que la industria del vino es para Salta sinónimo de historia, cultura, comunidad y autenticidad.

Con un trazado que recorre diez municipios de los Valles Calchaquíes y del Valle de Lerma, la Ruta del Vino es el resultado de un trabajo en equipo que involucró tanto al sector público como al privado. Al respecto, el ministro destacó la decisión política del gobernador Gustavo Sáenz de continuar fortaleciendo un proceso que se inició en 2005.

Resultado de esa decisión es que en la actualidad, y a partir de las iniciativas como el Fondo para el Desarrollo Turístico, la obtención de fondos en el marco del programa nacional 50 destinos, la implementación del programa internacional Lugares Mágicos, la Ley de Emergencia Turística y el programa Emprende Turismo, la provincia totaliza una inversión de más de 2 mil millones de pesos en infraestructura y desarrollo de proyectos enfocados en la creación de nuevos servicios que vienen a complementar la experiencia de la Ruta del vino.

De esta manera, Peña destacó y agradeció la visión federal del Gobierno nacional al momento de acompañar la iniciativa presentada por el Ejecutivo provincial para pavimentar el tramo Seclantas – Molinos. “Este era un anhelo de años que hoy vemos se comienza a concretar tras la gestión realizada por el gobernador Sáenz, que significa dejar una marca en la historia de nuestra querida Ruta 40”, señaló.

Además, el Gobierno provincial, acompañado por el Colegio de Arquitectos de Salta, inició el proceso para la construcción de un nuevo Centro de Convenciones para la Ruta del Vino. Esta nueva infraestructura, que demandará una inversión de 450 millones de pesos, estará instalada en Cafayate y se transformará en un eje de desarrollo fundamental para el enoturismo y también para el turismo de reuniones.

La promoción del producto enoturístico fue otro de los ejes presentados. En este punto se destacó el desafío de trabajar sobre la expectativa en el contexto de aislamiento, ya que desde el ministerio se llevaron adelante acciones apuntadas a generar compras futuras en los consumidores finales. Fue así que por intermedio de herramientas digitales se realizaron eventos de catas a distancia que permitieron conectar a periodistas, influencers y especialistas con los actores locales que hoy los reciben en sus bodegas.

Los efectos positivos de este trabajo se ven reflejados en estadísticas como las presentadas por el Observatorio Económico de Turismo del Vino en este encuentro nacional, las cuales indican que Salta se ubica como la segunda provincia más visitada en el circuito enoturístico argentino.

También se puso el foco en el fortalecimiento del recurso humano que trabaja diariamente en la ruta y de aquellos agentes que ofrecen el producto a sus clientes. En este sentido se brindaron capacitaciones específicas sobre el enoturismo en Salta a través de una plataforma digital.

En los últimos 20 años, se incrementó casi en un 300 % la cantidad de bodegas (de 17 establecimientos en 2000 a 44 establecimientos en 2020). En consecuencia, la superficie de los viñedos creció en un 28 %, sumando un total de 3574 hectáreas.

Actualmente, Salta exporta su producción a 102 países entre los cuales se destacan Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Canadá, Alemania, Suiza, México y China.