jueves, 9, diciembre, 2021

Autoridades locales visitaron las instalaciones del centro de convenciones El Cisne, que recibirá a 3000 visitantes por fin de semana.

CORRESPONSAL EN LA PATAGONIA

El turismo de reuniones es una actividad que atrae a miles de visitantes y la ciudad de Neuquén se prepara para afrontar el desafío de recibir a 3000 personas por fin de semana para cuando comience a funcionar el Centro de Convenciones El Cisne en la Isla 132.

En este marco, como parte del desarrollo del plan turístico de la capital provincial, el secretario de Turismo y Desarrollo Humano, Diego Cayol, y prestadores integrantes del Ente Mixto de Prestación Turística visitaron las instalaciones aún en construcción.

“El objetivo es trabajar la ecuación de los distintos prestadores a lo que va a significar el centro de convenciones en materia de turismo para la ciudad”, definió el funcionario y señaló que todos saben de la importancia que tendrá en la vida económica, pero “verlo, visualizar sus dimensiones, tiene otra relevancia”.

Cayol dijo que “las expectativas son altas y los prestadores están de acuerdo en que impactará positivamente y de hecho ellos ahora enfrentan un tema de crecimiento, sobre todo en el sector hotelero, por la estimación de recibir 3.000 personas por fin de semana”.

“Hay que empezar a trabajar con anticipación para satisfacer la demanda y lograr posicionar a Neuquén en las preferencias nacionales e internacionales”, agregó.

“Un puesto dentro del turismo genera nueve puestos asociados, el efecto multiplicador es muy alto y es lo que estamos todos esperando. Este tipo de inversiones son las que hacen que los destinos crezcan, y entre todos con planificación vamos a lograr que Neuquén se posicione en un destino de punta en materia de convenciones”, concluyó Cayol.