jueves, 9, diciembre, 2021

Además de una vista privilegiada, el hotel se posiciona como un espacio para descubrir la gastronomía local y para hacer eventos. 

CORRESPONSAL EN MÉXICO

El famoso hotel Ritz-Carlton llegó a Paseo de la Reforma, en Ciudad de México, con una inversión de más de casi 50 mil millones de dólares.

Esta propuesta inició su construcción desde 2013 y, según cálculos oficiales, hasta el momento ha generado más de 750 empleos directos y mil 500 indirectos.

El establecimiento cuenta con 153 habitaciones, de las que 19 son suites. Debido a su ubicación privilegiada, en uno de los edificios con mayor altura de la ciudad, la estancia en el Ritz-Carlton ofrece grandes vistas y un ambiente de lujo y privacidad al mismo tiempo.

El complejo cuenta con una amplia gama de servicios seleccionados y diseñados para el descubrimiento cultural y aventuras culinarias o viajes de negocios. Incluye The Ritz-Carlton Club Lounge, en el que hay un Club Concierge, una alberca cubierta climatizada, un amplio gimnasio con equipos de última generación y un exclusivo spa con seis lujosas salas de tratamiento.

Por ser México un destino culinario, el restaurante de este hotel tiene una oferta amplia, para distintos gustos. En Samos se encuentra lo mismo un menú mediterráneo, que opciones con sabores locales e ingredientes comprados a minoristas.

Otra de las cosas que ofrece el Ritz-Carlton de la CDMX es un espacio de más de 4 mil metros cuadrados, para llevar a cabo reuniones o juntas de trabajo. Una de sus ventajas: no solo cuenta con ventanales de piso a techo, sino también una vista única al Bosque de Chapultepec.