jueves, 9, diciembre, 2021

Luego de la Cumbre del G20, la OMT planea exponer la relevancia de la industria en los debates en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

En Italia, la Organización Mundial de Turismo destacó la importancia de la industria. En ese sentido, los líderes de algunas de las economías más grandes del mundo respaldaron las Directrices de Roma del G20 para el futuro del turismo, comprometiéndose a tomar medidas para cumplir sus objetivos, en pos de acelerar el regreso de viajes seguros y sin problemas y la transformación digital del sector.

Así, la Declaración de los Líderes del G20 establece: “Continuaremos apoyando una recuperación rápida, resiliente, inclusiva y sostenible del sector turístico”, con un énfasis especial en “movilidad segura y viajes fluidos y sostenibilidad y digitalización”.

Zurab Pololikashvili , secretario general de la OMT, destacó: “El G20 representa el 70% del turismo mundial y está en una posición natural para liderar la recuperación del turismo”. Además, destacó la necesidad de coordinar acciones sólidas, apoyo político y financiero para la transición del turismo hacia una mayor inclusión y sostenibilidad

Invertir en el futuro sostenible del turismo es el tema de la Cumbre de Ministros de este año que se está realizando en este momento, organizada por la OMT, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y WTM, que reúne a más de 20 ministros de turismo destacados operadores del sector privado. En Londres, la OMT dejará claro que el turismo solo podrá recuperarse y cumplir con sus compromisos de acción climática si se le da el respaldo político y financiero adecuado.

En ese sentido, el turismo, que forma parte de la agenda de la ONU, reconocida por su capacidad para contribuir a todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ocupará un espacio en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, donde la OMT cerrará la brecha entre los gobiernos y el sector privado para garantizar que la industria esté a la altura de sus responsabilidades de acción climática.

Así, la organización ha reunido a cientos de operadores del sector privado de todo el mundo para comprometerse con la Declaración de Glasgow. Encabezada por la OMT, tiene como finalidad alinear el sector turístico diverso con un objetivo único y global de reducir a la mitad las emisiones para 2030 y lograr cero neto para 2050 a más tardar.