domingo, 28, noviembre, 2021
CubaOnLine

El economista especializado Joaquín Escardó se mostró en desacuerdo con la normativa creada por el BCRA que busca evitar que el dólar se venda al precio libre.

El jueves por la tarde, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció la creación de la Caja de Ahorro bimoneda para turistas, una herramienta disponible solamente para los extranjeros que visiten el país, que además se podrá abrir en forma remota con un saldo máximo de 5000 dólares.

A partir de esta herramienta, el BCRA estima que los turistas internacionales ingresen sus divisas por el mercado formal en lugar de hacerlo en efectivo por el blue.

En ese contexto, Joaquín Escardó, economista especializado en turismo, fue consultado por Mensajero a raíz de esta decisión, y a lo largo de la entrevista comentó que no es la más adecuada en este momento.

“Me parece que esta medida traerá aparejados unos días de críticas y no mucho más porque no va a tener ningún efecto. Para mí, en cierto sentido, esta decisión es casi infantil. Si un argentino se tiene que ir a Brasil, ¿sinceramente va a saber cómo es el sistema bancario de allá? ¿Realmente depositaría dinero en un banco del país vecino gratuitamente?”, indicó al respecto.

Por otra parte, remarcó que la medida “no tiene ninguna lógica práctica ni utilidad en lo más mínimo”. “No hace falta conocer mucho de turismo para darse cuenta de que la medida no es la adecuada, está mal planteada desde un comienzo. Seguramente se va a implementar a través del Banco Nación, pero podría ser con cualquier entidad bancaria. Hay bancos internacionales que otorgan más seguridad, pero sinceramente creo que va a caer en la nada y no tendrá ningún efecto. Para mí los turistas no va a depositar dinero en ningún otro banco del mundo, precisamente porque no conocen las regulaciones”, reconoció.

Además, dejó en clara cuál es su postura con respecto al turismo de cercanía: “En Argentina, una gran parte de la actividad a nivel internacional se da en las fronteras, es de cercanía. El pasajero que viene por una semana desde Chile, por ejemplo, ¿va a hacer todo esto?”.

En paralelo, el economista sostuvo que no es tan fácil conseguir el cambio del dólar a 200 pesos: “Hoy no sé a cuánto lo están comprando, sinceramente. El día a día funciona distinto”. De todas formas, admitió que habrá discusiones sobre la medida: “Algunos se van a reír, otros la van a defender. Para mí, no va a tener ningún efecto en la economía“.

Escardó también aprovechó la ocasión para hablar sobre el desdoblamiento cambiario: “En la Argentina hay varios mecanismos. Oficialmente no, pero por ejemplo, si la gente viene a vender dólares por turismo, y vienen con el pasaporte, se le puede pagar a 180 pesos, por ejemplo. Se puede cambiar en una entidad oficial, eso queda dentro del sistema, se engrosan las reservas y demás. Tranquilamente se podría hacer. Ahora, el desdoblamiento cambiario, ¿es la herramienta adecuada para que un país opere? No, ya es una cuestión más de macroeconomía y no tiene tanto que ver con el turismo. Podría haber un cambio financiero, otro comercial, otro turístico y demás. En otras épocas ha ocurrido”.

Además, hizo hincapié en que los tipos de cambio diferenciales no son recomendables: “Con la medida que están proponiendo, significaría lo mismo. Se puede simplificar con un tipo de cambio turista, tal vez”.

En relación con la especialización que adquiere cada economista de acuerdo al sector apuntado, Escardó dijo que “las estadísticas turísticas tienen cierto grado de complejidad distintas a las económicas”. “Se podría hacer un trabajo más fino, aunque requiere de economistas sectoriales. Hay algunos que se especializan en el sistema financiero y otros directamente se perfeccionan en industrias como la automotriz y demás. Otros tantos estudian basándonos en el turismo”.

Con respecto al consumo, el economista fue contundente y afirmó que está “retrasado”. “Hay gente que está ansiosa por viajar por los efectos de la pandemia, es un fenómeno a nivel mundial. El turismo se va a reactivar bastante rápido, incluso antes de lo que pensamos. A veces pensamos que las trabas o los miedos pueden llegar a influir, sin embargo siento que la gente está con muchas ganas de desplazarse”, agregó.

Al analizar los tipos de cambio de la moneda, indicó que Argentina “está en una situación muy favorable”. “Es un país muy barato. Todo eso va a repercutir en el turismo internacional, sobre todo en destinos como la Ciudad de Buenos Aires”.

Por último, el economista habló sobre el Previaje: “El primero impactó notablemente en la economía, el segundo aún más. Así como critico la medida del BCRA, admito que esta acción realmente fue de gran utilidad”.