jueves, 9, diciembre, 2021

Representantes de Assist Card, Interassist Travel y Avril Assistance dialogaron con este medio sobre la reivindicación del rol de la cobertura al viajero.

Cuando empezó la pandemia, entre los varados y las reprogramaciones el sector necesitó que toda la cadena turística funcionara a pleno. Uno de los actores relevantes de ese momento fueron las asistencias. Hoy, 20 meses después, y con un escenario más esperanzador, el rubro está viviendo una etapa de redescubrimiento, ya que muchos viajeros que antes no veían primordial contratar una cobertura hoy lo tienen como algo imprescindible.

Mensajero conversó con representantes de algunas compañías para intentar trazar un panorama del escenario actual y las proyecciones que tienen para el rubro. 

“Hubo una energía muy positiva generalizada que lo notamos en las conversaciones con muchos clientes. Como de alivio. Una especie de ‘parece que vamos a empezar a trabajar bien'”, analizó Sol Veiga, gerente comercial de Interassist Travel, sobre el espíritu que se vivió luego de la confirmación de la reapertura. Siguiendo con esta línea, Mauricio Valacco, Country Manager de Assist Card Argentina, indicó: “En los últimos meses, como consecuencia de la flexibilización de las restricciones a los viajes y el anuncio de la reapertura de las fronteras, ha habido un aumento en las consultas y las ventas de asistencias hacia destinos internacionales. Como lo fue en agosto con España; y en septiembre, con Chile y Brasil, por ejemplo”.  Al respecto, Martín Ortiz, CEO de Avril Assistance, destacó que la actividad de la compañía fue de menor a mayor desde junio pasado. “Tenemos clientes que tienen muchos pasajeros que de forma masiva se volcaron al turismo nacional. Eso hizo que podamos ver que después de la pandemia muchas cuestiones han cambiado y así adaptarnos a lo que va a ser esta reapertura”, puntualizó.

En este sentido, Veiga ponderó que se notó una activación muy buena impulsada por el Previaje a nivel nacional. A su vez, comentó que sacaron una promoción para turismo interno, lo cual hizo que “explotaran” las consultas. Por su parte, Ortíz agregó que las consultas van incrementándose y creen que va a seguir así a medida que vayan pasando los meses. “Estamos empezando a resolver consultas y reprogramaciones, estimo que serán de manera paulatina a medida que se vayan confirmando los cronogramas. Falta un poco de tiempo para que todo eso se vaya acomodando. Lo que a nosotros nos costó comenzar de cero hace casi un semestre será lo mismo en lo internacional”, analizó. En cuanto a los lugares más buscados, el Country Manager de Assist Card Argentina  señaló que aunque el turismo doméstico sigue en primer lugar para los viajeros argentinos, la flexibilidad de las restricciones de las fronteras, los protocolos sanitarios y un mayor aumento de población con el esquema completo de vacunación han motivado que aumentasen las búsquedas a destinos internacionales como Estados Unidos -con Miami como favorita- España, Brasil, México y Chile. “Observamos aún una demanda contenida, por lo que si la coyuntura nos acompaña, tendremos un mayor flujo de turistas que viajen protegidos con una cobertura integral como la nuestra en los próximos meses”, precisó.

Manteniendo un punto de vista similar, la gerente comercial de Interassist Travel explicó que le da la sensación de que de noviembre a febrero va a ir generándose una explosión de consultas. “Va a llegar a su máximo en nuestro verano y después puede que alcance un gran pico en el verano europeo. Nosotros ya superamos las ventas del mismo mes de 2019. Es un número alentador y un salto no s´ólo cualitativo sino también cuantitativo, porque nos permitió llegar a casa de ciudades y pueblos a los que no hubiésemos podido hacerlo de manera presencial. Para mí el crecimiento se va a sostener”, comentó. 

Un nuevo viajero
Valacco
remarcó que la pandemia modificó los hábitos de los pasajeros que ahora son más precavidos y conscientes sobre el cuidado de su salud a la hora de pensar un viaje al exterior. Pero también, indicó que se modificaron las reglas para el ingreso de turistas a otros países apuntando a evitar que sus sistemas de atención médica colapsen. “Esta nueva normalidad en viajes es un mix entre conciencia individual y obligatoriedad gubernamental. Frente a este escenario, más de 50 destinos exigen actualmente a los extranjeros una asistencia para poder ingresar”, resaltó. Asimismo, Veiga señaló que los últimos 20 días hubo una catarata de consultas para viajes internacionales, mientras que los nacionales no mermaron ni en consultas ni en ventas. “Subió muchísimo, porque los viajes estaban, pero no había una conciencia de hacerlos protegido. Entonces con una campaña de concientización fuerte de parte nuestra, así como también de información y alcances de coberturas más algunas promociones pudimos acompañar la reactivación”, destacó. 
Ortíz, por otro lado, añadió que tienen mucha reprogramación y consulta nueva, así como también un poco de miedo a la venta de un viaje que después se pueda truncar o no realizarse por condiciones vinculadas a los vuelos o a las restricciones. “El agente de viajes toma con pinzas la reapertura de las fronteras más allá de que todos tratamos de ir hacia adelante, pero tomando algunas precauciones”, acotó.

A su vez, agregó que con el movimiento que experimentaron en lo nacional pudieron ver algunas cosas que pueden ir surgiendo con el tiempo por la nueva forma de viajar de los pasajeros: qué precauciones toman y con base en eso reflejarlo a lo que es una salida internacional. Asimismo, Valacco consideró que, conscientes de los altos precios del cuidado de la salud en el exterior, la protección médica en viajes internacionales dejó de ser una opción que muchos viajeros evadían para reducir costos y se convirtió en una necesidad. En ese sentido, los argentinos expresaron un gran interés por las coberturas más altas, de 300.000 o 1 millón de dólares, y optan por las coberturas de múltiples viajes anuales.

Sobre el trade
“Nosotros siempre nos desarrollamos con la idea de que el protagonista es el agente de viajes. Es nuestro canal prioritario y estratégico y todo lo que hicimos fue escuchándolos a ellos. Ese es nuestro lema y trabajamos para que nunca se sientan abandonados”, resaltó la representante de Interassist. A lo cual, Valacco agregó que el trabajo mancomunado con las agencias les permitió estar atentos a las necesidades de los viajeros y actuar rápidamente, diseñando nuevos productos y servicios integrales, para protegerlos en medio de un contexto crítico y cambiante.

En este mismo sentido, Ortíz comentó que teniendo en cuenta la reactivación, los agentes de viajes generaron muchos grupos de trabajo. “Esa es una gran noticia que se vio en la pandemia, la unión y la sinergia para sobrepasar el momento. Hoy se los ve actuando en conjunto para salir adelante. Nuestra función como empresa es apoyarlos. Ellos se están manejando muy sabiamente para afrontar esta reactivación. El agente de viajes hoy se rearmó y se reestructuró en la pospandemia. Estoy asombrado por cómo se organizaron, es algo admirable que no vi en 25 años que llevo trabajando en el sector y por eso me parece importante resaltarlo”, sumó. 

Productos a la vanguardia
El CEO de Avril puntualizó que surgen todos los días requisitos para algunos países como los europeos Costa Rica, que exigía un monto mínimo de cobertura para pagar la hotelería en caso de que tuviesen que realizar una cuarentena si se contagiaban; o Chile, que pide que no sea menos de 30 mil. “Tenemos la gimnasia para ser eficientes y satisfacer las necesidades. Contamos con un producto para cada caso y seguiremos sumando en caso de que surjan nuevas condiciones de ingreso”, expresó.

En el caso de Interassist, Veiga destacó que la vedete de las consultas en las capacitaciones fue el módulo COVID y, en el mismo orden de importancia, estaban las consultas por el seguro de cancelación por COVID positivo. Este producto permite que, con un PCR positivo, los pasajeros que se contagiaban antes de viajar y no iban a poder realizar el itinerario estuviesen cubiertos. A su vez, hizo hincapié en que hay una opción que combina precio-producto-servicio, que es el Inter60, seguida por el Inter100 que es una cobertura de 100 mil dólares recomendada para quienes viajan a Estados Unidos, por el costo económico que conlleva atenderse en el país norteamericano.

En el caso de las salidas nacionales, el representante de Assist Card detalló que los viajeros se aseguran de que nada arruine su viaje soñado, por lo que complementan sus coberturas con COVID Extra. “Es un servicio adicional que cubre aquellos imprevistos no médicos que pueden presentarse antes o incluso durante el viaje, como por ejemplo el reintegro de penalidad de pasajes aéreos, gastos de hospedaje y alimentos, entre otros. a causa de un diagnóstico positivo por COVID-19 del titular o su acompañante”, subrayó.